El Papa Benedicto XVI se reunió con dos indígenas brasileños esta semana en el Vaticano, y les prometió su apoyo en su lucha por defender su hogar en la Amazonia. "Haremos todo lo posible para ayudarles a proteger su tierra", dijo el pontífice, según informó hoy Survival International, una organización que apoya a los pueblos indígenas de todo el mundo.

Los indígenas, Jacir José de Souza y Pierlangela Nascimento da Cunha, de los pueblos makuxí y wapixana respectivamente, organizaron un viaje de emergencia por Europa en busca de apoyos para su campaña en defensa de su tierra. Han visitado España, Reino Unido, Bélgica, Francia e Italia. En España, se reunieron con Vicepresidencia del Gobierno y la Comisión de Cooperación del Congreso de los Diputados.

Según denunció esta institución, los pueblos indígenas de Raposa Serra do Sol (Brasil) sufren el ataque de terratenientes agrícolas brasileños, quienes "han disparado y herido a diez personas, quemado puentes, e incluso lanzado una bomba a una comunidad indígena".

El Gobierno brasileño reconoció oficialmente el territorio indígena de Raposa Serra do Sol en 2005, tras una larga campaña que también contaba con el apoyo del anterior Papa, Juan Pablo II. Sin embargo, "los poderosos granjeros y el Gobierno local de Roraima intentan revocar este reconocimiento legal, de forma que podrían apoderarse de gran parte de la tierra de los indígenas", añaden.

Sobre el apoyo papal, Survival está "encantado", ya que es "una batalla clave" para los indígenas brasileños y para el Amazonas. "Si se pierde Raposa Serra do Sol, los indígenas de todo Brasil podrían ver también cómo sus tierras les son arrebatadas", concluyeron.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de