El último balance ofrecido hoy por las autoridades de Taiwán eleva a 12 el número de muertos y a 10 el de desaparecidos tras el paso del tifón "Sinlaku" el fin de semana pasado y que ahora se dirige a Japón.

El tifón ha provocado fuertes lluvias en algunas áreas del país, llegando a alcanzar niveles de 1.400 mm. Asimismo 20 personas resultaron heridas y miles de ellas han tenido que ser evacuadas debido al desplome de varios túneles, los aludes de lodo y el desbordamiento de varios ríos.

"Sinlaku" azotó Taiwán el pasado sábado con vientos que alcanzaron los 162 kilómetros por hora. "Las peores condiciones están ahora en las montañas, ya que no pueden entrar ni salir", dijo Chang Deng wang, coordinador de la gestión de desastres en el condado Nantou. "Todos los pueblos tienen una carretera cortada", añadió.

Se espera que el tifón llegue al sureste de Japón en los próximos días como tormenta tropical. Los tifones suelen azotar China, Taiwán, Filipinas y Japón durante el verano, recogiendo fuerza de las aguas calientes del Pacífico o del mar del sur de China antes de debilitarse al tocar tierra.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de