Máxima protección para la flora y la fauna

De las 1.500 especies de flora existentes en la Comunidad de Madrid, los expertos aseguran que 113 están catalogadas como endemismos ibéricos, y se encuentran protegidas por la normativa comunitaria.

En cuanto a la fauna, Guadarrama reúne 1.280 especies. De ellas 110 están protegidas por la legislación ambiental y 13 se encuentran amenazadas.

Aparecen, además, especies emblemáticas y en peligro de extinción como la cigüeña negra, el buitre negro, el águila imperial ibérica y una amplia gama de rapaces, nutrias, corzos, cabra montés y diversos anfibios como el tritón jaspeado y el sapo partero.

Parques Nacionales y Paisajes Protegidos

La aprobación de PORN de La Sierra de Guadarrama supone dotar de máxima protección a todo el área de ocupación del parque, afirma Aguirre. El monte Abantos, y algunos ecosistemas característicos de los municipios de San Lorenzo de El Escorial, Guadarrama y Santa María de la Alameda serán declarados como Paisajes Protegidos. Por otra parte, unas 47.000 Ha podrían declararse Parque Regional y cerca de 20.000 Ha como Parque Nacional.

El PORN creará, además, una Zona de Transición, compuesta por 24.800 hectáreas que servirá como “colchón protector ante futuros desarrollos, limitando los crecimientos y reforzando el sentido de ordenación del territorio”.
Por último, el PORN catalogará como Zonas Especiales 284 hectáreas de terreno dedicado tradicionalmente al deporte del esquí y, como novedad, incluye las 7.625 hectáreas que integran la Cerca Histórica de Felipe II, declaradas Bien de Interés Cultural.

Control del urbanismo

El documento definitivo establece criterios precisos para garantizar la conservación de las 109.000 hectáreas comprendidas en el área analizada por el PORN, y fija los usos compatibles y no compatibles en cada zona. De este modo, afirma Aguirre,"se asegura la conservación de los territorios valiosos de la Sierra”.

En la zona que podría declararse Parque Nacional no se permite desarrollo urbanístico alguno,según afirma la presidenta. En el caso de la Zona Periférica de Protección (Parque Regional) sólo se permite la adopción, por parte de los ayuntamientos y “siempre con el control del Gobierno regional”, de un incremento máximo anual del 2% en el número de viviendas.

En la Zona de Transición, por otra parte, el PORN establece restricciones adicionales. En este caso el crecimiento sólo podrá llevarse acabo en el entorno del casco urbano de los municipios, con edificios de una altura máxima de dos plantas bajo cubierta y empleando una arquitectura integrada en el paisaje en la que predominen los materiales propios de la zona como la pizarra, la piedra y la madera.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de