Durante casi dos días, bajo unas condiciones meteorológicas extremas, han logrado que Cairn Energy se viera obligada a parar sus operaciones de perforación, por lo que la organización ecologista espera que la empresa tenga menos opciones para completar la exploración antes de que las condiciones invernales la obliguen a abandonar la búsqueda de petróleo en aguas de Groenlandia hasta el próximo año. 

Los cuatro activistas han decidido finalizar con la denuncia y subir a la superficie de la plataforma, tras lo cual han sido arrestados por la policía danesa. Antes de terminar la protesta uno de los escaladores, Sim McKenna, ha comentado por teléfono: "Hemos parado la búsqueda de petróleo de esta plataforma de perforación durante dos días, pero al final el clima del Ártico nos ha ganado. Es hora de bajar, pero estamos orgullosos de haber frenado la loca carrera por el petróleo del Ártico, aunque sólo sea por un par de días".

"No estoy seguro de lo que nos va a pasar ahora, pero tan pronto como podamos, volveremos a hacer un llamamiento para que el mundo vaya más allá del petróleo. Es hora de pedir a nuestros gobiernos para combatir el cambio climático, para parar la perforación en aguas profundas y peligrosas e invertir en energía limpia".

Greenpeace solicita una moratoria internacional de las explotaciones petrolíferas en aguas profundas así como una revolución energética en la forma de producir, transportar y usar la energía que permita prescindir de los combustibles fósiles gracias al ahorro, la eficiencia y a las fuentes renovables.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de