Hotel Algarrobico
Hotel Agarrobico en el Cabo de Gata, declarado ilegal por un juez de Almería

Por Eva San Martín
Uno de los más arduos campos de batalla de la ex ministra Cristina Narbona ha quedado ahora en agua mojada. Si la primera titular de Medio Ambiente del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero hizo de la protección de la Costa española uno de sus adalides, la actual titular, Elena Espinosa, ha abierto los brazos a una de las prohibiciones estrellas de Narbona: la comercialización de viviendas en la Costa.

El Ejecutivo ha aprobado por la puerta de atrás una disposición de ley que modifica la Ley de Costas, de 1988. A través de un nuevo artículo en la ley de Navegación Marítima, que debe ser aprobado por el Consejo de Ministros, las casas que están en dominio público hidráulico, ya pueden cambiar de titular.

”Las concesiones otorgadas al amparo de lo establecido en esta disposición transitoria serán transmisibles, previa autorización de la Demarcación o Servicio de Costas, por «actos inter vivos», subrogándose el nuevo titular en los derechos y obligaciones derivados de la concesión”, afirma el Ejecutivo en el proyecto de Ley General de Navegación Marítima, con fecha del 19 de diciembre de 2008.

Elena Espinosa
La ministra de Medio Ambiente, Elena Espinosa

El documento, que está disponible en el sitio web del Boletín Oficial del Estado (BOE), afirma así mismo que el Ministerio de Medio Ambiente se reserva “los derechos de tanteo y retracto”, que podrá ejercer en el plazo de tres meses. El artículo con el que Espinosa quiere poner fin al veto de comercializar con las viviendas construidas en la primera línea de costa se encuentra en la página 84, al final del texto legal.

Una ley de Costas con tropiezos

La ley de Costas, prevé que las viviendas construidas en el llamado dominio público hidráulico serían demolidas en el plazo máximo de 30 años. Aunque la norma es de 1988, no fue hasta la entrada de Narbona en el Gobierno cuando el texto comenzó a aplicarse, eliminando algunos privilegios a los propietarios de estas viviendas. En la actualidad, la asociación vecinal Plataforma de Afectados por la Ley de Costas, calcula que hay 45.000 casas dentro de esta primera línea de costa.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de