Jiménez ha aprovechado el Primer Foro de Sostenibilidad y Progreso de las Sociedades organizado hoy en Madrid para exigir una política "basada en la coherencia, la eficacia, la eficiencia, la transparencia y la participación pública".

"No hay crisis de recursos, sino de gestión, así que lo que falta no son indicadores, sino propósitos, compromisos y capacidad para responder a ellos", ha insistido durante una mesa redonda moderada por el director de EFEverde y EFEfuturo, Arturo Larena.

Este foro, organizado por la Asociación para la Sostenibilidad y el Progreso (Asyps) y el Capítulo Español del Club de Roma, nace con intención de generar conocimiento y definir los paradigmas necesarios para lograr un presente y un futuro comunes de progreso sostenible.

Tras el encuentro de este miércoles, los debates continuarán a lo largo de 2015 en otras tres reuniones consecutivas pues, según Luis Jiménez, el presidente de Asyps, "no podemos dejar de hacer pedagogía de la sostenibilidad" ya que el progreso sostenible es "el nuevo paradigma en los escenarios de futuro".

El vicepresidente del Capítulo Español del Club de Roma, José Manuel Morán, ha añadido que en estos debates "hay que ir más allá del tema de los recursos naturales" porque "tenemos muchos medios para gestionar de una manera diferente el planeta".

Ambos expertos coinciden en la necesidad de buscar una alternativa al PIB como medida de prosperidad económica: "es incorrecto utilizarlo como un medidor único de desarrollo, prosperidad y progreso" puesto que "únicamente mide una parte de la economía monetizada y el bienestar se supedita para el fin primordial del crecimiento económico".

"Es imposible pilotar el avión de la sostenibilidad con un solo medidor y por ello hay que buscar mejores indicadores con y para los ciudadanos, como la felicidad ciudadana o el valor de los paisajes y ecosistemas", ha apuntado Jiménez, al señalar que "es papel de la ciudadanía reivindicar estos parámetros para alcanzar el crecimiento".

El presidente de la Fundación Innaxis, Carlos Álvarez, ha sido el encargado de impartir la conferencia inaugural del Foro planteando la "disyuntiva entre el modelo en el que vivimos, basado en el crecimiento exponencial sin fin, y el ecosistema finito" y asegurando que "tocamos el límite de aquello que nos da la vida, pero no cambiamos de modelo".

Por eso, ha criticado que "ignoramos o desaprendemos las cosas que sabemos, porque los signos de colapso están ahí y la curva exponencial no puede ser definitiva".

Para Álvarez, también es necesario un modelo diferente "basado en la generosidad, el potencial humano, los valores femeninos, los propósitos, la holística y los ciudadanos como elementos indispensables para alcanzar el conocimiento".

Este experto ha advertido de que "estamos en un punto crítico del reto si queremos una vida decente para toda la humanidad, en una bifurcación entre miseria y prosperidad" y ha sido especialmente rotundo al afirmar que "si no cambiamos, no es que vayamos a destruir el planeta, es que nos estamos suicidando".



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de