A pesar del crecimiento urbanístico y de infraestructuras como el aeropuerto y la depuradora comarcal,según Ecologistas en Acción, el litoral de Breña Baja contiene importantes valores que urge proteger. Se trata de una porción del litoral con un importante conjunto de entrantes, salientes y bajas e hitos rocosos submarinos, probablemente el mas denso de toda la isla, gracias a la aportación basáltica de vulcanismo reciente.

Una gran riqueza marina a proteger

Alberga hábitat protegidos por la Unión Europea como las cuevas marinas sumergidas o parcialmente sumergidas, así como comunidades de vegetación xerófita costera.

La especial riqueza del ecosistema marino de la zona de La Ballena, la baja presión pesquera en las cercanas caletas de Los Cancajos y de El Fuerte, unido a la condición turística de Los Cancajos, hacen que el litoral de Breña Baja, desde la punta de Los Guinchos hasta el Risco Alto, sea ideal para declarar su protección con la figura de Parque Natural Marítimo Terrestre, junto con el cardonal de La Ballena- Risco Alto y El Fuerte, y que sirva además de reserva pesquera de la que, por otra parte, tan necesitada está la zona Este de La Palma para la regeneración de los recursos pesqueros.

El puerto deportivo: una nueva amenaza

La más reciente amenaza a este ecosistema lo constituye el pretendido puerto deportivo de Los Cancajos, proyecto al que La Centinela-Ecologistas en Acción ha presentado las correspondientes alegaciones ante la Consejería de Infraestructuras y Puertos de Canarias. Esta infraestructura afectaría directamente al menos a dieciséis especies marinas incluidas en el Catálogo de Especies Amenazadas de Canarias; especies que, sorprendentemente, son ignoradas por el Estudio de Impacto Ambiental que acompaña al proyecto de puerto deportivo. Resulta indignante que algunas consultoras ambientales sean contratadas para cerrar bien los ojos y abrir bien la mano.

En cuanto al puerto deportivo en sí es más de lo mismo a costa de ecosistemas únicos en el mundo. Este es el tipo de infraestructuras que rechaza el turista que viene a La Palma. La necesidad de evitar el dominio de las infraestructuras en el territorio es, si cabe, más imperiosa en el municipio de Breña Baja, cuyo territorio está cuajado de infraestructuras y núcleos urbanos de población residente y turística. Lo que verdaderamente urge es proteger la Naturaleza en Los Cancajos y promover su disfrute.

Por otra parte Ecologistas en Acción no creen que haya ninguna necesidad de más amarres deportivos al Este de La Palma, ya que a escasas dos millas náuticas al norte existe, dentro del puerto de Santa Cruz de La Palma, una infraestructura similar que ya tiene más oferta de la que se necesitaría.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de