Las organizaciones, representantes de las entidades conservacionistas en el Comité Técnico del Plan de Conservación y Gestión del Lobo en Castilla y León, exigen la inmediata paralización de la matanza de lobos en espacios protegidos de la Red Natura 2000, terrenos amparados por la Directiva europea de Hábitats 92/43/CEE.
 
Los representantes conservacionistas han solicitado a la Junta de Castilla y León los detalles y motivos que hayan podido justificar legalmente los controles de la especie en plena época de cría, en un momento en que los lobos están atendiendo a sus cachorros de apenas un mes de vida. El propio plan de gestión de la especie de Castilla y León contiene excepciones para respetar la época de cría de los lobos.
 
Además, estos controles se están desarrollando en espacios protegidos, Parque Regional de los Picos de Europa, y en terrenos de la Red Natura 2000. Son zonas protegidas al amparo de lo contemplado en la Directiva 92/43/CEE, que incluye al lobo entre las especies que han de ser conservadas por mandato legal y cuyas medidas de gestión han de ser debidamente argumentadas y justificadas por los estados miembros.
 
Las organizaciones conservacionistas recuerdan que la Junta de Castilla y León recibe y gestiona fondos comunitarios en concepto de Red Natura 2000 (incluyendo fondos para actividades agrícolas y ganaderas). A cambio, la gestión de esos espacios naturales debe ser compatible con el mandato legal de conservación de las especies y hábitats contemplados en la normativa comunitaria, que incluye al lobo entre otras muchas especies a proteger. Por ello, la Junta ha de justificar escrupulosamente cualquier medida de gestión que se desarrolle en Red Natura 2000 y que pueda afectar a la conservación de una de esas especies, más aún si las medidas se desarrollan en plena época de reproducción.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de