Ayer el pleno del Ayuntamiento de Tarifa dio luz verde a la construcción de 1.423 plazas hoteleras y 350 viviendas en una zona prácticamente virgen y de gran valor ecológico, en Valdevaqueros.

La pretensión es construir en un espacio de 700.000 metros cuadrados, que se encuentra entre el Parque Natural del Estrecho y el Parque de Los Alcornocales, 350 viviendas y un total de 1.423 plazas hoteleras.

Este megaproyecto lo llevaría  a cabo el Grupo constructor GMT, y tendría lugar en una zona que actualmente es prácticamente virgen y que destaca por su alto valor ecológico y la belleza de sus paradisiacas playas.

El proyecto, cuenta, en principio con el visto buena de casi todo el Ayuntamiento- El Partido Popular, PSOE, Partido Andalucista y ULT ya han expresado su conformidad. EQUO ha manifestado su rechazo ante este proyecto, que viene a dar respuesta a la delicada situación de desempleo en la provincia de Cádiz.

El Alcalde se ha pronunciado al respecto para defender una actuación urbanística de carácter moderno, actual y en la línea de un "desarrollo blando" e integrado en el medio físico.

Según el ayuntamiento, la aprobación definitiva del S.L.1 Valdevaqueros contempla una muy baja densidad de construcción. En concreto, de los más de 700 mil metros cuadrados de superficie, tan sólo podrá urbanizarse unos 84 mil metros cuadrados. Es decir, de cada metro cuadrado existente tan sólo se edificará un 0,12, así lo ha explicado el primer edil al hilo de las últimas informaciones difundidas por colectivos conservacionistas.

El rechazo social a este proyecto de urbanización se ha manifestado en la red social twitter, donde fue "trending topic" durante varias horas. 

Pero esta no ha sido la única información relacionada con el ladrillo y la protección de un paraje natural de gran valor, ya que también se hizo público que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha anulado el nivel de protección ambiental dado por la Junta de Andalucía en 2008 al paraje del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar (Almería), en el que se proyectaba la macrourbanización "Marinas de Aguamarga" con 350 viviendas en parcelas de uso residencial y un hotel con 300 habitaciones.

¿Qué pasará con El Algarrobico?

Durante años este hotel ha representado la lucha contra los abusos urbanísticos relacionados con la protección de la costa española. Lejos de terminar estas disputas ayer, el secretario general del PP de Almería, Javier Aureliano García, afirmó que al hotel de El Algarrobico "hay que buscarle las formas necesarias para que se convierta en un hotel legal y abrir las puertas" con lo que cree que sería una "aberración" demoler el establecimiento situado en el paraje de Carboneras (Almería), ejecutado a más del 90 % por la promotora Azata del Sol, en lugar de ponerlo en marcha para crear "más de 300 puestos de trabajo".

De esta forma, García se ha pronunciado a favor de la apertura del hotel en apoyo a los alcaldes de los 14 municipios de la Mancomunidad del Levante de Almería, quienes respaldaron por unanimidad una moción del Ayuntamiento de Carboneras (Gicar-PP) para abrir el establecimiento y se defiende su "legalidad incuestionable" y que podría ser refrendada por los regidores de otros municipios almerienses.

Así, el dirigente "popular" ha apostado por "buscar las formas que sean más adecuadas" y que "estén dentro de los parámetros legales" para poner en marcha el hotel. "Hay que tener en cuenta que El Algarrobico tiene su licencia de obras" y "tiene una subvención tramitada por la Junta de Andalucía de no sé cuantos millones de euros para construirlo", ha defendido García, quien ha criticado que sea la propia Junta y los miembros del PSOE quienes "pongan pegas" cuando el hotel "está casi terminado".

En esta línea, cree que los almerienses y los andaluces "no tienen que pagar el pato" de la "inseguridad jurídica que da la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Carboneras cuando estaba gobernado por el partido socialista" ante una posible demolición del inmueble que, según ha cifrado, estaría valorada en unos 300 millones de euros.

García ha instado a "arreglar" la situación jurídica del hotel para "cumplir la normativa" y poder acondicionar el establecimiento, a la vez que ha reclamado "mecanismos de control" a la hora de levantar edificaciones que impidan su destrucción si cuentan con todos los permisos y licencias. "Eso crea una inseguridad jurídica a los inversores en la comunidad autónoma", ha dicho el también vicepresidente de la Diputación de Almería, quien se ha referido a la demolición de la vivienda del matrimonio Prior en Vera (Almería) como un derribo "que estamos pagando todavía".

PSOE

El secretario provincial de Organización del PSOE de Almería, Juan Carlos Pérez Navas, ha calificado de "incongruentes" y "cínicas" las palabras del secretario provincial del PP de Almería ya que, según el dirigente socialista, estas palabras "van en contra de sus actos y postura durante la campaña electoral de Javier Arenas" en las pasadas elecciones autonómicas andaluzas.

En declaraciones a Europa Press, Pérez Navas ha incidido en que durante el periodo previo a las elecciones regionales el presidente del PP-A manifestó en repetidas ocasiones que con el PP "sería más fácil derribar" el hotel promovido por Azata del Sol situado en el paraje de Carboneras (Almería).

Igualmente, se ha referido a las declaraciones sobre el inmueble efectuadas la pasada semana por el Ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, quien señaló ante los portavoces de Ecologistas en Acción, WWF y Amigos de la Tierra que su Ministerio "no va a ser un obstáculo" si finalmente se decide demoler el hotel.

Con esto, el secretario de Organización socialista almeriense ha considerado que las palabras de García son "demagógicas" en cuanto que "sabe que no van a ningún sitio" dado el volumen de sentencias judiciales que dicen "que hay de derribar tarde o temprano", por lo que le ha acusado de actuar a favor de los intereses de "grupos de presión en materia urbanística e inmobiliaria" así como del propio Gicar, partido independiente al que pertenece el alcalde de Carboneras, Salvador Hernández.

En este sentido, ha mostrado su "preocupación" por que cada martes la sede de la Diputación Provincial, lugar en el que García ha efectuado las declaraciones, se convierta "en tres lugares a la vez: la sede del PP, una sede inmobiliaria y el Ayuntamiento de Roquetas de Mar", en relación al presidente de la institución y alcalde de la citada localidad, Gabriel Amat; también presidente del PP de Almería. "Pedimos un respeto para la institución, que conforman 103 municipios", ha dicho Pérez Navas, quien también ha exigido un "proyecto claro" para la provincia que se aleje de "presiones urbanísticas" e "intereses" similares. Igualmente, ha recordado que El Algarrobico aún está "en el ámbito del juzgado" como aspecto a tener en cuenta antes de realizar manifestaciones.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de