Estas medidas se concretan, por un lado, en la elaboración de un decreto ley pionero de la protección de la posidonia oceánica en las Islas Balears, y por otro, en el Plan de Regulación de los fondeos en Zonas LIC.

El Gobierno de las Islas Balears, en colaboración con los diversos agentes implicados, elabora un decreto ley para proteger la posidonia oceánica en las Islas Baleares, una planta que queda incluida desde el año pasado, a través de un real decreto del Ministerio de de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial, lo que implica que se le deba aplicar la Ley del Patrimonio Natural y de la biodiversidad, que, entre otros aspectos, prohíbe la destrucción intencionada.

La Comunidad Autónoma de las Islas Balears será pionera en España de disponer de un marco legal propio para proteger la posidonia. Así, el Decreto que se elabora desde la Dirección General de Medio Natural, Educación Ambiental y Cambio Climático prevé la protección estricta de los siete arrecifes-formaciones singulares de la especie-de las islas: es Caló (Artà), Sanitja (se Mercadal), Addaia (Es Mercadal-Maó), Talamanca (Ibiza), Porroig (Sant Josep de sa Talaia), sa Torreta y es Pujols (Sant Francesc de Formentera). También regula el fondeo de embarcaciones y otras actuaciones que puedan afectar esta especie.

Con relación al anclaje de embarcaciones, la regulación penaliza el fondeo sobre posidonia de embarcaciones de más de 12 metros de eslora que estén sobre profundidades de menos de 35 metros. Por debajo de esta cota, el fondeo sobre fondo arenoso de cualquier embarcación, con independencia del tamaño, no se ve afectado. Hay que matizar que, en cuanto a la regulación de los fondeos, la aplicación de este Decreto no afecta aguas ni zonas de reserva de puertos estatales ni autonómicos, ni profundidades superiores a los 35 metros, donde el crecimiento de la posidonia se limita bastante por la falta de luz, ni tampoco las zonas LIC con planes de gestión, donde el Gobierno ha establecido campos de fondeo de bajo impacto ambiental.

Decreto

El Decreto que prepara la Dirección General también prevé otras medidas, como la prohibición de instalación instalaciones de acuicultura, la extracción de áridos o los vertidos sobre praderas de posidonia. La norma establece también un régimen de autorizaciones para afectaciones puntuales sobre posidonia (de hasta 1.000 m2 o del 2% de la pradera). En caso de afectaciones superiores será necesaria la aprobación del Consejo de Gobierno. En ambos casos, se podrán determinar medidas correctoras o compensatorias.

Otro de los puntos del Decreto ley es la regulación de la manipulación y la retirada de los restos de posidonia en las playas con uso público, mediante un código de buenas prácticas que prohíbe la retirada fuera de los meses de uso público, mientras haya temporal, y con varias prescripciones técnicas para la maquinaria y los métodos de retirada del alga, a fin de minimizar el efecto sobre la estabilidad de la playa. También permite los procedimientos de extracción manuales para usos tradicionales.

Por otra parte, el Plan de Regulación de fondeos en zonas LIC de las Islas Baleares prevé cuatro actuaciones principales, la primera de las cuales es la puesta en marcha del servicio de fondeo regulado en zonas LIC, que prevé la instalación de 358 boyas para el fondeo de embarcaciones de hasta 25 metros de eslora en diez zonas LIC de las Islas Baleares, entre el 1 de junio y el 30 de septiembre, según la siguiente distribución:

  • Las boyas han de reservar previamente a través de su web. El Gobierno, atendiendo a las demandas del sector, este año no aplicará ninguna tarifa por uso. Para garantizar que se cumplen las normas, el Gobierno también dispondrá ocho barcas de vigilancia (3 en Mallorca, 2 en Menorca, 2 en Formentera y 1 en Ibiza), coordinadas por el Centro de Coordinación de Limpieza del Litoral de ABAQUA, que estarán operativas entre junio y septiembre, periodo en el que se prevé que unas 15.000 embarcaciones fondeen en las zonas protegidas.
  • Una segunda actuación de este Plan de fondeos a Zonas LIC es la incorporación de toda la información sobre las zonas donde está permitido fondear y el tipo de fondeo que se puede practicar en las cartas náuticas y los sistemas de navegación GPS.
  • Como tercera actuación, se pondrá en marcha una herramienta gratuita para dispositivos móviles con tecnología Iphone o Android, accesible desde la web, a través de la cual se podrá consultar en tiempo real si está permitido el fondeo en el lugar donde se encuentra la embarcación. Este año esta herramienta tendrá un carácter experimental y progresivamente irá incorporando nueva información de utilidad.

Finalmente, se editarán 20.000 folletos con toda la información sobre las áreas de fondeo regulado y la reserva de las boyas ecológicas, así como consejos para una navegación recreativa responsable y respetuosa con el medio ambiente. El folleto, que se ofrecerá en catalán, castellano, inglés, alemán e italiano, se distribuirá entre los clubes náuticos y se podrá descargar de la web del Gobierno de las Islas Balears, de su página y otras webs relacionadas.

Hay que recordar que las praderas de posidonia forman los ecosistemas marinos más importantes del Mediterráneo, alojan una cantidad inmensa de especies diversas y constituyen las áreas de puesta y alevinaje de muchas de las especies de peces comercialmente más preciadas. Además, juegan un papel fundamental en la conservación de los ecosistemas costeros, ya que las praderas de posidonia frenan la erosión de las playas, son la principal fuente de sedimento arenoso en Baleares y contribuyen a mantener la transparencia de las aguas litorales. También son fundamentales para mantener las pesquerías y proteger las playas y los sedimentos dunares, que constituyen uno de los recursos fundamentales del atractivo turístico de las Islas Baleares.

Oceana afirma que el Decreto es ilegal

Oceana ha asegurado que la iniciativa del Govern es "insuficiente" para proteger la posidonia e "incumple la normativa española y de la UE". Así, ha señalado en un comunicado que "debido a la claridad de las aguas de Baleares, este hábitat alcanza profundidades mucho mayores".

Por ello, han indicado que el Decreto muestra "una absoluta irresponsabilidad por parte del Govern y un total incumplimiento de la normativa existente".

Al respecto, Oceana ha "avisado" de la ilegalidad que representa la creación de un régimen de autorizaciones para afectaciones puntuales sobre posidonia y afectaciones superiores con el permiso del Consell de Govern.

En este sentido, esta misma fuente ha recalcado que "esto muestra una permisividad absoluta ante impactos importantes, como podrían ser la construcción de puertos deportivos o cualquier otra infraestructura sobre las praderas de posidonia, que tendrían un impacto irreversible sobre este ecosistema".



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de