Durante una interpelación del senador socialista respecto a las razones de las medidas impulsadas por el Gobierno en materia de política ambiental, Fidalgo ha defendido que el PSOE considera que el medio ambiente es una oportunidad de crecimiento seguro y sostenible y que en estos momentos recursos como el agua o los residuos son una "fuente importante de empleo".

Para Fidalgo, el nuevo modelo debe basarse en evitar el cambio climático y ha criticado el Real Decreto de medidas urgentes en materia medioambiental aprobado a principios de mayo por el Gobierno porque echan por tierra la "buena herencia en medio ambiente y el prestigio internacional en la defensa de la lucha contra el cambio climático".

De este modo, ha cuestionado las medidas en materia de residuos, que cierran la puerta al sistema de depósito y devolución de envases (SDDR), el hecho de que no se incluya en los presupuestos los ingresos del Gobierno por la venta de derechos de CO2, o las medidas en materia de agua, costas, y la modificación del Catálogo de Especies invasoras, entre otras.

"El Gobierno no puede permitir que se vuelvan a relanzar modelos de construcción del pasado (…). La actitud en relación con las políticas ambientales están causando grave preocupación en Europa", ha apostillado, porque en su opinión, el Ministerio está trabajando en contrario de la línea de Europa.

Kioto

Sin embargo, el ministro ha criticado punto a punto la interpelación socialista y ha acusado al anterior Gobierno de "discursos vacíos" porque en este momento "España incumple radicalmente" el Protocolo de Kioto, al que se llega "a golpe de talonario" por su inacción en materia de mitigación de emisiones de CO2, y su apoyo al carbón nacional, que han provocado un aumento del 9 por ciento de las emisiones de CO2. "Están ustedes encantados con Kioto, pero no lo han cumplido nunca", ha rebatido.

Además, en materia de agua ha criticado que el Gobierno socialista ha "enterrado centenares de millones de euros" para no haber alcanzado ni un 25% del funcionamiento de las desaladoras proyectadas, para cuya finalización Arias Cañete ha pedido un préstamo de 500 millones de euros. "Nosotros las vamos a terminar todas", ha asegurado pero hasta ahora, ha recordado que España está "denunciada" por la Unión Europea por incumplir la Directiva Marco de Agua, respecto a los planes de cuenca y por la mala depuración de las aguas.

"¿Y me quiere usted dar lecciones de medio ambiente?", ha espetado el ministro que ha asegurado que desde su llegada al Ejecutivo se han iniciado una serie de modificaciones con el objetivo de simplificar la normativa, con el objetivo de facilitar su cumplimiento.

Asimismo, en materia de costas, ha dicho que la reforma de la Ley garantizará la protección del litoral frente a actuaciones como la construcción del hotel El Algarrobico (Almería) del que ha responsabilizado al equipo municipal y a la Junta de Andalucía, ambas "socialistas".

En definitiva, Arias Cañete ha defendido su simplificación normativa y la racionalización ambiental con la finalidad de dar "seguridad jurídica a los ciudadanos" y agilizar las tramitaciones de las declaraciones de impacto ambiental, después de que la (DIA) de la refinería Balboa se haya demorado durante ocho años. "Nosotros resolveremos los problemas", ha prometido.

Sobre la no inclusión de los ingresos por venta de derechos de CO2 en las subastas, ha explicado que no se han incluido en los presupuestos para 2012, porque las subastas comenzarán en 2013.

En cuanto a la Ley de Residuos, ha manifestado que a él no le gusta el sistema de devolución y retorno de envases, pero que la modificación permite su implantación voluntaria. Sin embargo, ha dicho que el Gobierno estima que es "imposible" ponerlo en marcha y que beneficiaría a quienes "fabrican la máquina y a los lobbies que defienden" el sistema SDDR. De hecho, ha insistido en que los sistemas integrados de gestión actuales funcionan "razonablemente bien" por lo que no considera oportuno imponer de forma obligatoria un sistema que "perjudica a la mayoría".

"Este gobierno se toma en serio los compromisos mundiales y los vamos a cumplir. No vamos a hacer discursos maravillosos y prometer cosas que no se van a cumplir. Ustedes estarán acostumbrados", ha sentenciado.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de