La Consejería continuará con las analíticas sobre el molusco la próxima semana, en el marco de las evaluaciones habituales que se realizan en los bancos marisqueros de todo el litoral gallego.

Las primeras muestras fueron recogidas este lunes por un biólogo de la Consejería  del Mar y otro de la Cofradía de A Coruña, junto con un mariscador de la cofradía, en 12 puntos diferentes en un recorrido por la ría de sur a norte.

Los puntos de muestreo abarcaron la práctica totalidad de las superficies productivas de la ría, es decir, los bancos marisqueros de Maruxas Pequenas, Carniceiro, Baixada I y Punta da Praia de Santa Cristina. Para realizar el muestreo se recogieron, a bordo de la embarcación de Guardacostas, Paio Gómez Chariño, más de 500 unidades de molusco –almeja y berberecho- y se depositaron en un tamiz para comprobar los índices de mortalidad. Posteriormente las unidades recogidas se guardaron en bolsas etiquetadas para su medida y pesaje.

Habida cuenta las unidades analizadas, el informe concluye que “sin perjuicio de los análisis químicos sobre bivalvos, en proceso, se puede afirmar que no se detectó afectación a los recursos marisqueros en cuanto a la mortandad”. La Consejería  del Mar continuará analizando la afectación del vertido de queroseno sobre el molusco con la realización de más analíticas sobre la presencia de hidrocarburos en el molusco, previstas para finales de esta semana o inicios de la siguiente en función de la influencia de las mareas.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de