Ubilla, quien trabajó en Riñinahue Bajo para evaluar in situ el estado de la comuna y disponer las medidas necesarias para enfrentar la emergencia junto al director nacional de Onemi, Vicente Núñez, al intendente de Los Ríos, Juan Andrés Varas, y al gobernador del Ranco, Eduardo Hölck, aseveró que el proceso de evacuación ha sido “un éxito, dada la extensión de la zona afectada”.

El subsecretario del Interior explicó que la decisión de evacuar se tomó sobre la base de la información que entrega, constantemente, el Sernageomin. “El monitoreo es fundamental, porque nos permite establecer los patrones de acción para garantizar la seguridad de las personas”.

Rodrigo Ubilla fue enfático al asegurar que “no vamos a permitir que las personas regresen a sus hogares hasta que Sernageomin nos entregue las autorizaciones respectivas”. Al mismo tiempo, Ubilla reiteró el llamado a evacuar la zona definida, para evitar riesgos y salvaguardar la integridad de las personas.

Ubilla, junto al gobernador provincial del Ranco, Eduardo Hölck,  se trasladó al sector de El Arenal para evacuar a un reducido grupo de vecinos que se resisten a abandonar sus casas, a quienes conminó a trasladarse a los albergues habilitados.

En el traslado a El Arenal, las autoridades pudieron apreciar en terreno que el río Nilahue trae una cantidad considerable de piedra volcánica (pome), lo que incrementa su caudal y puede implicar riesgos para la población aledaña.

En paralelo, el director Nacional de la Onemi, Vicente Nuñez  inspeccionó los albergues, apostados en Lago Ranco, Futrono y la localidad de Cruceros,  constando que estos se encuentran funcionando en total normalidad.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de