Según TEPCO, el domingo se produjeron fugas de agua en distintos puntos de la central nuclear, aunque el agua no estaba contaminada con sustancias radiactivas.

Al parecer, la fuga se ha producido a causa de la rotura de las cañerías del sistema de refrigeración de Fukushima-1, por lo que los operarios de TEPCO han interrumpido el proceso durante una hora y 40 minutos.

De las piscinas donde están las barras de combustible gastadas del reactor número cuatro se han vertido 40 litros, mientras que del reactor seis se han vertido unas siete toneladas.

Según informa la televisión NHK, la rotura de las cañerías del sistema de refrigeración de la central nuclear ya provocó tres fugas de agua el sábado. 

En este contexto, Junichi Matsumoto, de TEPCO, ha reconocido que la compañía no ha tomado las medidas necesarias para evitar la rotura de las cañerías, algo que se ha comprometido a hacer ahora.

Por su parte, la Agencia de Seguridad Nuclear de Japón ha instado a TEPCO a implementar los mecanismos necesarios para evitar más fugas de agua de la central nuclear.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de