“Hemos decidido crear este Parque Nacional, que es el primero íntegramente ubicado en esta región de Los Ríos, y que ha sido posible gracias a la generosa donación al Fisco de casi 10.000 hectáreas por parte de la ONG The Nature Conservancy, a quienes aprovecho de agradecer, pero más que por la donación, por el espíritu, el compromiso, la voluntad y el cariño que han puesto para poder ayudarnos a preservar y conservar estas maravillas”, expresó en la oportunidad.

Asimismo, explicó que “a estas 10 mil hectáreas que han sido donadas, se suman otros predios estatales, como el predio Quitaluto, La Romanza y Alerce Costero, para crear un parque de casi 25 mil hectáreas, que va a albergar toda la Reserva Nacional Mocho Choshuenco, pero también una de las mayores reservas de alerce del mundo, ese árbol que los mapuches llamaban Lahuén, que tiene alturas que buscan alcanzar el cielo y a veces llegan a los 50 metros y alcanzan una vida de más de 3 mil años”.

El Jefe de Estado aseguró que “este parque nos va a permitir muchas cosas. No solamente proteger, rescatar y conservar para las futuras generaciones este ecosistema que es único en el mundo. También nos va a permitir convertir a esta región de Los Ríos y a esta comuna de La Unión, en un verdadero santuario del turismo ecológico, del turismo de la naturaleza”, por lo que será “un impulso muy importante para las comunas de Corral y La Unión el agregar una poderosa industria turística como motor del desarrollo”.

Por ello, planteó la necesidad de “terminar con esta marcha suicida en que hemos estado empeñados en los últimos 30 ó 50 años en la humanidad, con la destrucción progresiva de nuestra naturaleza y medioambiente, que es algo que no podemos continuar y por eso en nuestro país tenemos que dar un ejemplo”.

Dijo que “sólo el año pasado en Chile perdimos 60 mil hectáreas de bosques por incendios, muchos de ellos intencionales. Y frente a eso, el Gobierno no va a tener ninguna contemplación en perseguir y condenar a aquellos que se sienten con el derecho de quemar lo que nos pertenece a todos”, por lo cual formuló un sentido llamado “a todas las chilenas y chilenos, a que nos incorporemos a esta nueva cultura de cariño y respeto por nuestra naturaleza”.

En esa línea, dijo que “por eso como Gobierno decidimos tomar el toro por las astas, proponiendo y practicando un nuevo trato con nuestra naturaleza, más respetuoso, más cariñoso, que se exprese no solamente en palabras, sino que en hechos muy concretos, entre los cuales está la creación de este nuevo Parque Nacional del Alerce Costero”.

Recordó que “el año 2000, un grupo de expertos internacionales recorrió el mundo e identificó 800 zonas del planeta, de las cuales 238 fueron consideradas prioritarias, porque tenían ecosistemas o una biodiversidad única e irreemplazable. Una de ellas fue, precisamente, la zona que hoy día estamos mirando, apreciando y disfrutando”.

El Mandatario aprovechó la ocasión de repasar algunos avances logrados en el cuidado y preservación de la naturaleza, tales como la nueva institucionalidad ambiental, “mucho más moderna, eficaz y oportuna que la que teníamos”, que incluye al Ministerio del Medioambiente, una Superintendencia, el Servicio de Evaluación Ambiental y los Tribunales Ambientales, además del Servicio Nacional de la Biodiversidad y Áreas Protegidas. Añadió que, junto a lo anterior, está la implementación de “normas muy estrictas, de nivel mundial, para las emisiones de las plantas termoeléctricas y también de calidad del aire, incluyendo a las partículas de 2.5 mm que son las menos visibles, pero las más dañinas”, indicó.

No obstante, reconoció que “nos queda mucho por hacer para proteger mejor nuestros bosques y nuestra naturaleza, no sólo frente a fenómenos como el cambio climático, la sequía o el desierto que avanza”, precisando que “sólo el año pasado en Chile perdimos 60 mil hectáreas de bosques por incendios, muchos de ellos intencionales. Y frente a eso, el Gobierno no va a tener ninguna contemplación en perseguir y condenar a aquellos que se sienten con el derecho de quemar lo que nos pertenece a todos”, precisando que “esto ha significado no solamente gigantescas pérdidas económicas, sino que también, incluso tuvimos que lamentar la muerte 7 brigadistas que perdieron sus vidas combatiendo un incendio que nosotros creemos fue intencionalmente provocado”.

Destacó que en Chile “contamos con 9 reservas de la biósfera, 16 monumentos naturales, 49 reservas nacionales, 35 parques nacionales y numerosos santuarios de la naturaleza. Además de este Parque Nacional Alerce Costero, hemos también creado otras zonas nuevas de protección, como el Cerro San Lorenzo, en Campos de Hielo; el Parque Marino de las Islas Salas y Gómez, que es uno de los parques marinos con mayor riqueza y biodiversidad del mundo, como ha sido reconocido por los organismos internacionales, como los Geiser del Tatio en la región de Antofagasta, y muchas zonas más que merecen y van a ser protegidas, porque ese es nuestro deber y nuestra responsabilidad”.

Finalmente, el Presidente Piñera realizó un sentido llamado “a todas las chilenas y chilenos, a que nos incorporemos a esta nueva cultura de cariño y respeto por nuestra naturaleza”, subrayando que “de esa forma vamos a transformar la naturaleza en una fuente de desarrollo, de progreso y de oportunidades, a través del turismo y a través del desarrollo sustentable de nuestro medio ambiente”.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de