La Delegación Municipal de Playas del Ayuntamiento de Chipiona (Cádiz) ha colocado este miércoles banderas medusa en las playas de Regla y Cruz del Mar para prohibir el baño ante la aparición de ejemplares de “carabela portuguesa”, que define como "un tipo de hidrozoo tóxico de aspecto similar a la medusa".

Según ha indicado el Ayuntamiento, se está procediendo a la retirada de los ejemplares muertos, puesto que "se trata de una especie venenosa y se deben tomar las medidas de seguridad necesarias", subraya.

En este sentido, destaca que su picadura puede resultar "letal" en niños y personas mayores o debilitadas. Sus restos en la orilla pueden herir, aunque lleven varios días muertas. Por ello, el Ayuntamiento hace una llamamiento a la población para que "no toquen ni recojan estas “carabelas portuguesas”", puesto que su vistosidad puede llamar la atención fundamentalmente de niños, pero "pueden resultar muy peligrosas para la salud".

Finalmente, deja claro que la presencia de este tipo de animales en las playas gaditanas es "algo muy ocasional" y se debe a los fuertes vientos de las últimas semanas, previéndose su desaparición a medida que mejore el tiempo.

Cerrada la playa de Matalascañas (Huelva)

A su vez, el Ayuntamiento de Almonte (Huelva) ha tomado la decisión de prohibir el baño en la playa de Matalascañas, tras hallar en la orilla hace unos días cuatro ejemplares de carabela portuguesa.

Según ha informado en declaraciones a Europa Press el concejal de Playas, José Carlos Curto, "aunque la cantidad es mínima y no hay bañistas, se ha decretado la bandera roja".

Otras playas andaluzas como las gaditanas de Cortadura, Victoria, Santa María y La Caleta, mantienen por tercer día consecutivo la prohibición del baño, a pesar de haber registrado una disminución en el número de ejemplares de la citada medusa, aparecidas en todas estas playas. También han aparecido medusas de esta especie en San Fernando y Chiclana.

En un comunicado, el Consistorio gaditano ha informado de que aunque en la mañana ha aparecido "un 80% menos" de medusas que las retiradas en el día de ayer, el Ayuntamiento mantendrá la bandera roja en las playas de la ciudad hasta que la situación vuelva a la normalidad.

Por su parte, el biólogo marino experto en medusas del Instituto Español de Oceanografía Ignacio Franco prevé que las carabelas portuguesas continúen llegando a la zona mientras haya vientos de componente oeste o suroeste, ya que este tipo de hidrozoo, que científicamente no se considera una medusa, se mueve por el viento.

En declaraciones a Europa Press, Franco ha explicado así que hay una "gran mancha" de ejemplares en Canarias que podrá llegar a las costas atlánticas del entorno del Estrecho dependiendo de la dinámica del viento y no de las mareas.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de