Asia Pulp & Paper Group (APP) ha anunciado que pone fin a la tala de bosques naturales en toda su cadena de suministro en Indonesia, con efecto inmediato.

Desde el 1 de febrero, todos los proveedores de APP han suspendido la tala de bosques naturales mientras se llevan a cabo estudios independientes para identificar las áreas de gran valor de conservación que quedarán protegidas a través de un programa de gestión a largo plazo.

Las evaluaciones de los bosques con elevadas reservas de carbono (HCS, por sus siglas en inglés) llevadas a cabo por The Forest Trust (TFT) identificarán todas las áreas forestadas, con lo cual APP podrá garantizar que no se explotarán futuras plantaciones en los bosques.

APP anunció ayer la nueva política de conservación forestal durante la última actualización trimestral de su hoja de ruta para la sostenibilidad, "Objetivo 2020", que se publicó en junio de 2012.

En un primer momento, la hoja de ruta para la sostenibilidad de APP establecía un plan para que, en 2015, APP implementase los principios de los bosques de alto valor de conservación (HCVF, por sus siglas en inglés) y pusiera fin a la tala de bosques naturales a lo largo de toda su cadena de suministro. El anuncio de hoy supone que este objetivo se ha adelantado casi dos años.

Greenpeace

"Greenpeace felicita a APP por su compromiso de poner fin a la deforestación. Lo que verdaderamente celebramos son los cambios que esperamos que ocurran en las selvas y en las comunidades, por lo que Greenpeace estará atento y realizará un seguimiento de este acuerdo. Si APP aplica plenamente su nueva política, esto supondrá una disminución de las tasas de deforestación en Indonesia", ha declarado Bustar Maitar, responsable de la campaña de Bosques de Greenpeace en Indonesia.

Las selvas tropicales de Indonesia son el hogar de miles de comunidades indígenas y es un hábitat clave para especies en peligro de extinción como el tigre de Sumatra. Junto al sector del aceite de palma, el gobierno de Indonesia ha identificado a la industria papelera como una de las causas principales de la destrucción de sus bosques.

Este giro en la política de APP es el resultado de años de presión de distintas ONG indonesias e internacionales que han denunciado la responsabilidad de esta empresa en la destrucción a gran escala de las selvas tropicales, incluidas zonas de especial relevancia para el modo de vida de las comunidades locales o críticas para la supervivencia de la fauna salvaje.

Greenpeace ha trabajado durante los últimos años para transformar el sector del pasta y papel en Indonesia, investigando sobre el terreno los impactos de las operaciones forestales de APP unido a campañas públicas en las que se ha expuesto la vinculación de grandes marcas internacionales con los productos papeleros que provenían de Asia Pulp & Paper.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de