Durante la defensa de las partidas de Medio Ambiente para 2012, en el hemiciclo del Congreso, Arias Cañete ha detallado que, de este montante heredado, 68 millones corresponden al cumplimiento de la sentencia del TC, de marzo de 2011, que revierte al Estado la competencia del Guadalquivir, tras la declaración de inconstitucionalidad del Estatuto de Andalucía, que programa a esta comunidad la competencia exclusiva sobre las aguas del Guadalquivir por las aguas de este territorio.

A esto habría que añadir, según ha enumerado, unos 317 millones de euros para abonar al Tesoro las liquidaciones con la UE correspondientes al Fondo Español de Garantía Agraria (FEAGA), frente a los 29,3 millones con los que estaba dotado en 2011, 287 millones adicionales de cara a saldar las correcciones financieras impuestas por la CE a España, que no habían sido reguladas en años anteriores.

"La necesidad de hacer frente a estos gastos adicionales es lo que da lugar a la reducción efectiva de las partidas en 921 millones de euros", insiste Arias Cañete, al tiempo que reitera en varias ocasiones que el Presupuesto para el Ministerio de Medio Ambiente se rige por la política de austeridad para cumplir los objetivos de déficit público exigidos por la UE.

Así, ha apuntado que la propuesta de Presupuestos asciende a 10.564 millones de euros, frente a los 11.147 del año anterior, una reducción del 5,2%. "No es una reducción exagerada, máxime después de los recortes de años anteriores, como el 13% de 2011 a 2010, entre otras", ha agregado. En este sentido, ha señalado que se trata de "reducciones moderadas", teniendo en cuenta la situación "heredada" que ha obligado dentro del presupuesto a replantear las políticas y a estudiar las prioridades.

La portavoz del PP en el Congreso en materia de Medio Ambiente, María Teresa de Lara, ha reconocido que estos recortes se adecuan a la situación de crisis y de control de déficit, a la vez que introducen racionalidad de gasto. "Controlar el déficit heredado nos dará credibilidad. Los recortes son efecto de la mala gestión de los últimos ocho años y da vergüenza oír a Pajín hablar de fiscalidad ambiental, cuando no han hecho nada de ello en los últimos ocho años y cuando ella ha dejado un agujero de 15.000 millones de euros cuando era ministra de Sanidad", ha agregado.

Reacciones de la oposición

Por su parte, Leire Pajín ha criticado que este Gobierno piensa que la percepción del Medio Ambiente es "un freno, un parón" a las renovables y ha apostado por la fiscalidad verde, por la economía verde para salir de la crisis. "Estos PGE no nos permitirán crear empleo y salir de la crisis y este Gobierno no tiene un compromiso ambiental y de lucha de cambio climático", ha agregado.

Mientras, desde la Izquierda Plural, la diputada de ICV, Laia Ortiz, ha pedido la devolución de estas cuentas al Gobierno ante la "falta de responsabilidad" de este Ejecutivo en materia ecológica, cuyo déficit desde que el PP está en el Gobierno "se ha disparado", según ha resaltado. Con ello, ha alertado de que estas partidas no sólo se "cargan" el medio ambiente sino que también destruyen empleo.

Toni Cantó, de UPyD, ha defendido diez enmiendas a estos Presupuestos, de las que seis están relacionadas con la gestión del agua, con la mejora del abastecimiento y calidad de la misma o el mantenimiento de presas, así como de la demolición de El Algarrobico, entre otras partidas.

Pere Macías, de CiU, ha expresado su desolación por el hecho de que el Gobierno no ha cumplido sus compromisos en el ciclo del agua de Cataluña. "Cuando se habla de calidad del aire se debe hablar también de los contaminantes urbanos. No sé si habla con la señora Botella porque mañana acecha un anticiclón y hay que luchar contra esto. Hay Plan de Calidad del Aire que necesita interés", ha sentenciado.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de