A día de hoy se han confirmado por lo menos 105 muertos, cerca de 650.000 afectados, más de 90.000 evacuados y más de 50.000 personas viviendo en unos 400 refugios por toda la región. Graves daños han sido constatados en carreteras, infraestructuras y en la agricultura. Muchas áreas continúan siendo inaccesibles y las lluvias continúan, lo que dificulta determinar en su totalidad la dimensión de los daños.

Ante esta situación, la Comisión Europea va a proporcionar 4 millones de euros para asistir a las personas afectadas por inundaciones en Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua. La ayuda humanitaria beneficiará a cerca de 100.000 personas, todas ellas parte de las poblaciones más vulnerables de las áreas más afectadas.

"Los agricultores han perdido sus cosechas en los campos inundados, las familias han perdido sus hogares con la subida del agua y los deslizamientos. El coste de los alimentos está aumentando y también lo está haciendo el riesgo de enfermedades. Nos preocupan quienes están más expuestos al hambre, la pobreza y los fenómenos meteorológicos extremos. Nos hemos movilizado para ayudarles a afrontar esta creciente crisis humanitaria", dijo Kristalina Georgieva, la Comisaria europea de ayuda humanitaria y respuesta a crisis.

Los fondos proporcionarán a las personas en riesgo comida y asistencia médica, refugio, agua potable y saneamiento. Una parte de los fondos será invertida en medidas de reducción de riesgos de desastres para mitigar el impacto de futuras inundaciones. Las prioridades serán puestas en marcha por los socios humanitarios de la Comisión.

La Comisión Europea ha desplegado un equipo de Protección Civil en El Salvador, donde el impacto de las inundaciones es más severo. La Comisión proporcionará ayuda adicional de protección civil en el país – la asistencia europea solicitada por las autoridades será distribuida a través del Mecanismo de Protección Civil.

La decisión de destinar estos fondos llega en respuesta a las evaluaciones efectuadas por los expertos humanitarios de la Comisión en las pasadas semanas en las zonas golpeadas por las inundaciones en Guatemala y El Salvador.

El Departamento de Ayuda Humanitaria y Protección Civil de la Comisión Europea (ECHO) ha proporcionado más de 18,5 millones de euros desde el pasado año, ayudando a cientos de miles de personas afectadas por inundaciones, huracanes, amenazas contra la salud y sequías.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de