El Gobierno anunció que enviará al Congreso Nacional el proyecto de ley donde se establece la expropiación de la empresa YPF Sociedad Anónima, cuyas actividades se declaran de utilidad pública.

El proyecto de ley fue leído al iniciarse el acto en la Casa de Gobierno, transmitido por la cadena nacional de radio y televisión.

La anterior información fue dada por el representante Especial para la Integración y la Participación Social de la Cancillería argentina, Oscar Laborde, que rechazó las advertencias que el Gobierno español realizó a Argentina en los últimos días sobre el tema.

"La forma que defienda el gobierno español esta causa está dentro de sus atributos, pero me parece una exageración. Argentina está haciendo lo que cree que corresponde para que la ausencia de combustibles no se dé", respondió Laborde, en declaraciones a radio El Mundo.

El funcionario del Ministerio argentino de Relaciones Exteriores señaló que las palabras del funcionario español surgen "en medio de una profunda crisis interna" que vive España y forman parte de la estrategia de "poner al enemigo fuera".

"Es una sobreactuación, no creo que sea la preocupación principal del pueblo español. El gobierno de Rajoy quiere envalentonarse en una supuesta defensa que no es ninguna guerra declarada", agregó.

¿Un conflicto encauzado?

El ministro de Industria, José Manuel Soria, a su vez, buscó bajar la tensión al afirmar que “parece encauzado” el conflicto por la hipotética nacionalización de la petrolera YPF, cuya mayoría accionaria está en mano de la compañía española Repsol. 

Las palabras del ministro se conocieron en la misma jornada que los diarios españoles  advirtieron que el gobierno de Mariano Rajoy podría decidir un boicot a la soja y la carne argentinas si la administración de Cristina Fernández avanza sobre los intereses de Repsol.
 
Además, los periódicos económicos resaltaron que España recurrió a la Unión Europea y Estados Unidos para conseguir el respaldo internacional a su política. En ese marco de cruces y declaraciones, Soria opinó que "en las últimas 48 horas parece que las cosas se encauzan", dichas afirmaciones fueron difundidas un día después de que el ministro expresara que "cualquier agresión" de Argentina "contra Repsol, violando los principios de seguridad jurídica, será considerada como una agresión contra el gobierno español".



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de