El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal, ha presentado en el Parlamento andaluz los resultados provisionales de la campaña de extinción de incendios forestales, que a fecha de 23 de septiembre ha contabilizado un total de 718 siniestros, de los cuales quedaron reducidos a conatos –fuegos que no alcanzan la hectárea de superficie afectada- el 80 % (569). 

Estas cifras vienen a consolidar una vez más la eficacia y rápida respuesta del dispositivo del Plan Infoca para reducir a conato la mayor parte de las intervenciones realizadas en extinción y con resultado favorable.

En este sentido, el consejero ha destacado la profesionalidad, eficacia y entrega del personal del Infoca, un dispositivo altamente cualificado que ha recibido el reconocimiento de la opinión pública y del resto de administraciones españolas e internacionales.

Durante su intervención, el titular de Medio Ambiente se ha referido a las circunstancias y extremas condiciones climatológicas de este año -ausencia de precipitaciones, altas temperaturas y viento- que han incidido en un mayor riesgo de incendios y en la propagación de los mismos. 

Así, ha recordado que durante la ola de calor que afectó a toda la región desde el 26 de junio al 16 de julio se declararon los dos grandes incendios, el de Quesada (Jaén) y el de Lújar (Granada), “que pusieron de manifiesto la capacidad del Infoca para atender dos emergencias a la vez y de grandes magnitudes”-. 

En el caso de Quesada el fuego se originó el día 7 de julio por causas naturales, probablemente por caída de un rayo, afectando a una superficie de 9.800 hectáreas, 3.000 de ellas en zona arbolada. Mientras que el incendio de Lújar se produjo el 8 de julio -todo apunta a que se debió a una negligencia-, quemando una superficie de 1.993 hectáreas (628 de arbolada).

Según Fiscal, para paliar los daños ambientales generados por sendos siniestros forestales la Consejería ha destinado para llevar a cabolas primeras actuaciones una inversión de 345.000 euros para la Sierra de Lújar y otra de 2.120.000 para Quesada. 

Estas partidas se podrán ampliar “en función de las condiciones meteorológicas, de cómo se regenere la vegetación y las previsiones técnicas”, ha añadido. 

En total, durante esta campaña se ha visto afectada por el fuego una superficie de 12.471 hectáreas, de las cuales 4.437 corresponden a zona arbolada y el resto a matorral.

Por otra parte, durante los meses previos al periodo de alto riesgo, de enero a mayo, el dispositivo de extinción realizó 204 intervenciones en suelos forestales, afectando a una superficie de 244 hectáreas. 

Además, el Plan Infoca ha llevado a cabo este año como apoyo a otros servicios de extinción un total de 182 intervenciones en suelos no forestales, de las que 140 se corresponden con actuaciones en suelo agrícola, y otras 42 en suelo urbano.

En cuanto a las causas que han originado los siniestros forestales en Andalucía, José Fiscal ha asegurado que una vez más el mayor porcentaje de los siniestros investigados es por negligencia (19,92%), seguido por los intencionados (17,69%). 

Cabe destacar que algo más del 50% de los fuegos está aún en fase de investigación. En este sentido, el consejero ha resaltado la importancia que revisten las campañas de sensibilización y concienciación que implementa la Junta para “evitar acciones imprudentes y promover la colaboración ciudadana en la alerta temprana de los siniestros”.

El dispositivo Infoca, con un presupuesto en 2015 de 165 millones de euros, ha destinado el 50% de estos fondos a trabajos de prevención. Estas tareas incluyen el tratamiento y manejo de la vegetación, mantenimiento de los cortafuegos mediante el pastoreo controlado, adecuación de caminos forestales, así como acciones dirigidas tanto a propietarios particulares de fincas, administradores de infraestructuras, colectivos específicos, ayuntamientos, comunidad educativa y a la sociedad en general.

Para Fiscal, la prevención es fundamental en la planificación y política forestal que desarrolla la Junta para proteger “al conjunto del monte público andaluz” y lograr que la mayoría de los siniestros que se originan quede en conato. En esta línea ha asegurado que desde su departamento se “realiza una gestión integrada de los montes públicos para preservar sus ecosistemas y biodiversidad, al tiempo que se trabaja para que sea un motor económico de riqueza en sus territorios”.

En el transcurso de su intervención, el titular de Medio Ambiente ha recordado que con el dispositivo de Plan Infoca, en el que trabajan más de 4.500 profesionales especializados, colaboran entre otros colectivos el Servicio de Emergencia 112 Andalucía, Protección Civil, Guardia Civil, Unidad Militar de Emergencia, cuerpos de la Policía Nacional, Autonómica y Local, agentes de Medio Ambiente o la Cruz Roja.

Para Fiscal, la colaboración institucional y la participación de la sociedad andaluza son claves “para lograr que los recursos dispuestos por el Gobierno andaluz puedan evitar los incendios y sus devastadoras consecuencias”.  



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de