Antonio Alcamí, responsable del estudio, señala que la descripción de la comunidad de virus presente en un lago de la Antártida es el primer paso para “entender el papel que los virus juegan en estos ecosistemas extremos”.

10.000 especies virales en los lagos antárticos

Alberto López-Bueno, perteneciente al equipo de estudio ha añadido que “a pesar de que la diversidad biológica en ambientes polares se espera que sea baja, el Lago Limnopolar contiene casi 10.000 especies virales distintas”.

El equipo, en el que han participado científicos de la Universidad Autónoma de Madrid, la Universidad de Valencia y el Centro Superior de Investigación en Salud Pública de Valencia, también ha identificado nuevos virus de pequeño tamaño que constituyen la población más abundante cuando el lago está cubierto de hielo y que no habían sido descritos en otros ambientes naturales.

Proyecto LIMNOPOLAR

Los investigadores afirman la transición de un lago cubierto de hielo en primavera a un lago abierto en verano da lugar a cambios notables en la comunidad viral. La Península Byers en la Isla Livingston ha sido designada como una de las Zonas Antárticas de Especial Protección “debido al importante valor ecológico de sus lagos y ríos”, afirman los expertos.

Esta investigación se engloba dentro del proyecto LIMNOPOLAR, que estudia los sistemas de agua dulce de la Península Byers.

Antonio Quesada, coordinador del proyecto, concluye que “ la investigación ha convertido la Península Byers en una zona de referencia internacional para estudios ambientales en la Antártida”.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de