Aquí se cuentan parques, plazas, jardines, parterres, riberas, estadios, y otros espacios.

La OMS recomienda que la cantidad de áreas verdes en una ciudad debe estar entre los nueve y 15 metros cuadrados por habitante. A nivel nacional el índice verde urbano es de 13,01 metros cuadrados por habitante.

La cantidad de áreas verdes es uno de los indicadores que se considera en las denominadas “ciudades verdes”, una campaña mundial que nació el año pasado y hoy se recuerda por el Día de la Tierra.

Pero la denominación de ciudad verde no se refiere sólo al tema medioambiental; tiene otros elementos como las políticas en transporte, aprovechamiento de la energía, planificación del suelo y otros aspectos que buscan crear ciudades sostenibles, indicó Sebastián Izquierdo, director de la Comisión de Gestión Ambiental del Municipio.

Izquierdo indicó que las mediciones para determinar el área verde varían, pues en el 2010, cuando el INEC investigó por primera vez estos indicadores, los porcentajes eran muy inferiores a los actuales.

Ese año, Cuenca tenía 1,82 metros cuadrados de áreas verdes por habitante, pero para esa medición sólo se consideró los parques y plazas de las zonas urbanas. En ese entonces, esta ciudad también ocupaba los últimos lugares en el país.

Con esos indicadores, se plantearon proyectos para sumar áreas verdes en la ciudad, como la recuperación de espacios públicos, mantenimiento y construcción de parques. También hay iniciativas como la adecuación de huertos en los hogares, jardines verticales y terrazas ecológicas.

Izquierdo señaló que los espacios verdes son importantes por varios factores: “sirven para la recreación, mejoran el manejo del agua, protección del suelo, además aportan en la biodiversidad”.

Daniel Orellana, investigador ambiental de la Universidad de Cuenca dirige un proyecto sobre este tema, que ya tiene sus primeros resultados. Señaló que el concepto de ciudades verdes es más amplio de como se lo entiende, no se refiere sólo a la naturaleza, “verde significa sostenible”, explicó.

Orellana expresó que en la construcción de Cuenca como una ciudad sostenible hay aciertos, como la recuperación de los espacios públicos, y falencias como el transporte.

Según la investigación, el 75 por ciento de los espacios públicos que hay en la ciudad están destinados a los vehículos, a pesar de que sólo el 25 por ciento de los cuencanos se moviliza en un auto particular.

El crecimiento del parque automotor es uno de los principales problemas de la ciudad, eso genera que se construyan más obras de infraestructura para dar soluciones a la movilidad. Orellana considera que “mientras más obras se construyan para los vehículos, habrá menor calidad de vida para las personas”. (JBA)
 
Celebración por la Tierra

Cada año, el Día de la Tierra se conmemora con un tema específico, el de hoy es el desafío de las ciudades verdes, es decir su camino para convertirse en sostenibles. La campaña Ciudades Verdes tiene tres elementos: energía, edificios verdes y transporte.

Según información de la Organización de las Naciones Unidas, ONU, el objetivo es que las ciudades, para ser sostenibles, inviertan más en energías renovables y eficiencia energética. También se refiere a las edificaciones, tema que se vincula con la actualización de ordenanzas y el uso del suelo. Sobre el tema de transporte, el reto es invertir y mejorar la calidad del transporte público.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de