La Agencia Internacional de las Energías Renovables (IRENA, por sus siglas en inglés), ha analizado la tendencia de las ayudas al sector energético hasta 2030 y 2050 para seguir la ruta establecida en dirección al cumplimiento de los objetivos de París.

En primer lugar, la agencia estima que, de forma directa, las ayudas al sector energético alcanzaron los 634.000 millones de dólares al año en 2017. Del total, una gran mayoría de 447.000 millones fueron destinados al sector de los combustibles fósiles. 

Michael Taylor, analista energético en IRENA, informa de que los subsidios totales directos al sector de la energía disminuirán un 25% para 2050, principalmente gracias a los recortes para apoyar esos combustibles fósiles. Las otras categorías de energía limpia aumentarán su participación y a medida que sus costes evolucionen, también lo harán sus subsidios requeridos.

Los gobiernos necesitan estimular sus economías

Taylor analiza principalmente la generación de energía renovable, la eficiencia energética, los edificios, el calor renovable y los vehículos eléctricos.

Dada la crisis actual, subraya que los gobiernos que ahora necesitan estimular sus economías deben dar prioridad al sector de la energía: «aunque no se entiende en los medios de comunicación convencionales, la transición de las energías limpias siempre se diseñó para reducir los costes a medio y largo plazo, tal como deberían hacer las iniciativas que incentiven la integración de renovables».

Dado que la pandemia de COVID19 ha dado lugar a impactos de gran alcance en las sociedades y la economía, los gobiernos se centran en la gestión de la emergencia de salud pública y la protección de sus ciudadanos.

Según Taylor, aunque el mundo, sin duda, va a necesitar manejar esta pandemia en los meses e incluso años venideros, llegará un punto en el que las restricciones a la economía pueden ser relajadas de manera consistente con la minimización del riesgo del virus, y los gobiernos y los responsables políticos de todo el mundo pasarán a la siguiente fase: la recuperación y el crecimiento.

La Perspectiva Global de Renovables recientemente publicada por IRENA, destaca un camino hacia un futuro energético sostenible que identifique una serie de oportunidades de inversión potenciales, consistentes con un estímulo verde.

Análisis de IRENA de las ayudas al sector energético

IRENA ha analizado cómo podrían evolucionar los subsidios totales del sector energético hasta 2050 si el mundo se mantuviera en el buen camino para alcanzar el objetivo climático del Acuerdo de París de restringir el calentamiento global por debajo de los 2ºC.

El análisis estima que los subsidios actuales a los combustibles fósiles se reducirían rápidamente para 2030, pero no se eliminarían por completo para 2050.

Los resultados muestran que entre 2017 y 2030, los subsidios anuales totales del sector de la energía podrían disminuir de 634 mil millones de dólares a 466.000 millones de dólares al año, mientras que aumentarían ligeramente hasta alcanzar los 475.000 millones de dólares en 2050. Por lo tanto, las subvenciones totales al sector de la energía en 2050 serían un 25 % inferiores a las de 2017.

A medida que las energías renovables se vuelven cada vez más competitivas, las ayudas para este tipo de energías disminuirán hasta los 53.000 millones de dólares en 2030 y se eliminarán prácticamente para 2050, según datos de IRENA.

Previsiones para la Unión Europea

En la Unión Europea, las previsiones son un espejo de la tendencia mundial: las necesidades de apoyo a la generación de energía renovable alcanzarán su punto máximo antes de 2030, con la continua disminución de los costes de las tecnologías fotovoltaica y eólica

En el sector del transporte, las notables disminuciones en los costes de las baterías de vehículos junto con un sistema de generación de energía cada vez más dominado por las energías renovables, no requerirán los grandes subsidios que antes eran necesarios para reducir costes.

Sin embargo, las subvenciones aumentarán en los sectores de la construcción y la industria, en particular entre 2030 y 2050, ya que son los sectores más difíciles de descarbonizar.

Fuente: Javier López de Benito / EnergyNews,

Artículo de referencia: https://www.energynews.es/irena-ayudas-al-sector-energetico/,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de