La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) ha estimado que el petróleo, a nivel mundial, representará el 28% del consumo energético en 2040, frente al 31,5% de 2015, debido al auge del gas natural y de las energías renovables, según se desprende de su informe ‘Perspectivas mundiales del petróleo 2018’, informa Europa Press.

“El petróleo se va a mantener como el mayor contribuidor al mix energético”, ha subrayado el cártel en el documento, señalando que continuará por encima de otros combustibles fósiles, como el gas natural o el carbón, dentro el consumo energético en 2040.

“A pesar de unas tasas de crecimiento relativamente bajas, especialmente para el carbón y el petróleo, los combustibles fósiles se mantendrán como el principal componente del mix energético mundial en 2040, con una cuota del 75%”, ha añadido la OPEP. En 2015 los combustibles fósiles representaron el 81% del consumo mundial de energía.

La caída en el uso de este tipo de combustibles se debe, según ha explicado la OPEP, a un incremento en la eficiencia energética y a cambios en la transformación, la generación y el transporte.

Además, el auge de las energías renovables, especialmente la solar y la eólica, frenará, de forma desproporcionada, la demanda de energías contaminantes.

Consumo energético en 2040 en China e India

La OPEP estima que el consumo de carbón en China, uno de los países que más incrementará sus necesidades energéticas, caerá entre 2015 y 2040. Así, el carbón pasará a representar el 47,5% del consumo total de energía del país asiático, frente al 65,6% de 2015.

En India, en cambio, el uso de energías fósiles va a aumentar. De esta forma, hasta 2040 el país reducirá el uso de la biomasa en favor del petróleo y del carbón, que pasarán a representar el 25,2% y el 46,4% del consumo total de energía.

Demanda en ascenso hasta 2023

El estudio Market Report Oil 2018, elaborado por la Agencia Internacional de la Energía prevé un fuerte crecimiento de la demanda mundial de petróleo impulsado por los países en desarrollo de Asia y por el fuerte crecimiento de la demanda petroquímica a nivel mundial.

En concreto, la AIE augura que en relación a la demanda de petróleo, ésta crecerá a una tasa anual promedio de 1.2 mb/d (millones de barriles al día), alcanzando los 104.7 mb/d en 2023. A partir de ese año, el ritmo de crecimiento disminuirá a 1mb/d.

Este crecimiento vendrá marcado por las buenas perspectivas económicas a nivel mundial, estimadas por el Fondo Monetario Internacional en un crecimiento del 3,9%. China e India juntas aportarán casi el 50% de la demanda mundial de petróleo.

En relación a la oferta, en los próximos tres años, Estados Unidos, cubrirá el 80% del crecimiento de esta demanda, con Canadá, Brasil y Noruega pudiendo cubrir el resto.

En el grupo de los países productores y según estimaciones preliminares del informe ‘Perspectivas a Corto Plazo de la Energía’ – Short-Term Energy Outlook (STEO)-, realizada por la Administración de Información Energética (EIA), Estados Unidos ha superado a Rusia y Arabia Saudí para convertirse en el mayor productor mundial de petróleo a principios de 2018.

En febrero, la producción de petróleo de EE. UU superó a la de Arabia Saudí por primera vez en más de dos décadas. En junio y agosto, Estados Unidos también superó a Rusia en la producción de crudo por primera vez desde febrero de 1999.

Fuente: EnergyNews / MARIA CASTAÑEDA CARVAJAL,

Artículo de referencia: https://www.energynews.es/consumo-energetico-en-2040/,