Para la Unión Española Fotovoltaica, UNEF, federación que agrupa a las cuatro asociaciones del sector, el elevado margen de contención asumido por el sector pone de manifiesto el esfuerzo realizado por esta industria en la reducción de los costes del sistema; la desproporción que ha existido respecto al resto de agentes del sector eléctrico y la ineficacia de este tipo de medidas para resolver un déficit tarifario que, en la práctica, ha seguido agravándose todos estos meses.

Según UNEF, la desproporción se explica por cuanto la fotovoltaica, que representa el 13% de los costes del sistema eléctrico, ha asumido en la práctica un 62% del ajuste. La federación subraya que los recortes se han aplicado sobre costes hundidos, ya desembolsados en el momento de la instalación, y que el esfuerzo real asumido ha resultado incluso más oneroso, ya que el año pasado la producción eléctrica fotovoltaica creció un 15%, hasta 7.355 gigavatios hora.

A su juicio, esas cifras contravienen el espíritu de uno de los decretos, el Real Decreto-Ley 14/2010, donde literalmente se considera “razonable que los productores del régimen especial realicen también una contribución para mitigar los sobrecostes del sistema, contribución que debe ser proporcional a las características de cada tecnología”.

La federación considera que estas cifras reales dan todavía más sentido a su petición de derogar los decretos retroactivos, rechazar en adelante cualquier medida retroactiva o que genere inseguridad jurídica y reformar, a fondo y entre todos los agentes sectoriales y poderes públicos, el mercado eléctrico.

Asimismo, como aportación a la difícil situación del país y una vez derogadas las normas retroactivas aplicadas a la fotovoltaica en 2010, UNEF ha sugerido aplicar a cada coste tecnológico reconocido en el sistema eléctrico una reducción no lineal de hasta el 5% anual, que podría mantenerse hasta que el PIB nacional creciese por encima del 2% dos trimestres consecutivos.

Según los datos aportados por las liquidaciones de la CNE, el Real Decreto-Ley 14/2010 ha supuesto un descenso del 31% en la retribución unitaria del megavatio fotovoltaico producido. Asimismo, la limitación de horas con derecho a prima impuesta retroactivamente ha afectado con especial virulencia a las plantas construidas según lo estipulado en el Real Decreto 661/2007, que han sufrido una reducción del 33% de la facturación percibida, equivalente a 717 millones del total de 760 millones de euros recortados en 2011.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de