El 10 por ciento de la producción energética de Asturias será en 2011 de origen eólico, según las previsiones que maneja el presidente de la Asociación Eólica del Principado, Enrique Álvarez-Uría, en base al plan regional de energías renovables. La evolución supondrá desarrollar más de 700 megavatios para alcanzar una producción global de 1.000 megavatios y conllevará una inversión aproximada de 1.000 millones de euros. La potencia podría incrementarse hasta los 1.300 megavatios en 2015, según la patronal.

Álvarez-Uría sostiene que el Principado tiene capacidad para albergar hasta 1.200 aerogeneradores sin que se produzca una masificación de parques eólicos y con el único inconveniente del impacto visual. «Las máquinas van aumentando la potencia. Comenzaron con 650 KW y ahora pueden llegar a producir 2.000 KW, por lo que se estima que en el Principado se instalen 350 aparatos para dar una buena cobertura», señaló el experto.

Por zonas, el presidente de la Asociación Eólica del Principado se refirió a los municipios del eje Cudillero- Salas, como el área más idónea para la instalación de aerogeneradores por concentrar la mayoría de los vientos de la región. El progresivo incremento de la potencia eólica es uno de los objetivos que se ha marcado el Ejecutivo autonómico en el documento Estrategia Energética del Principado de Asturias con horizonte al año 2012 y en el que se dibuja el escenario energético de la comunidad para los próximos ejercicios.

Según ese documento, el carbón seguirá siendo el principal recurso energético, con un consumo del 54,1 . En 2005, cubría el 74 de las necesidades energéticas de la región.

Defensa del carbón

Las fuentes limpias , eólica, solar, biomasa e hidráulica, cubren en la actualidad un 3,9 de las necesidades de la región pero, según el documento del Principado, en 2012 las energías renovables supondrán un 25 de la potencia total instalada en el Principado pasando de los 3.874 megavatios de potencia instalada a los 7.420 megavatios.

Álvarez-Uría incidió en la necesidad de defender el uso del carbón como fuente de energía primaria, compatibilizándola con la utilización de renovables como la hidráulica o la eólica y se mostró convencido de que, en un futuro, habrá que apoyar la energía nuclear, «no sólo aumentando la vida útil de las centrales actuales sino construyendo nuevas centrales para dotar al parque español de 4.000 ó 5.000 megavatios más».

El presidente de la Asociación Eólica del Principado ofreció ayer en la sede del Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos de Minas de Asturias la conferencia Energía Eólica en el Principado de Asturias. Presente y Futuro .

Soto-Penagos, «sí o sí»

Respecto a la moratoria sobre la instalación de parques eólicos en el Principado que se estableció en mayo de 2001, y que el Gobierno del Principado tiene previsto levantar en las próximas semanas, el ingeniero Técnico de Minas se limitó a señalar que «se sigue retrasando» y confió que «no tiene muchas ilusiones puestas en el nuevo decreto».

Álvarez-Uría mostró su preocupación por el dilatado proceso de tramitación que ha llevado la línea Soto-Penagos y señaló que la instalación entre Asturias y Cantabria «se debe hacer por donde menos dañe al medio ambiente, pero se tiene que hacer sí o sí».

El director general de Northeolic se pronunció así sobre la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Madrid de anular la autorización que el Ministerio de Industria concedió a Red Eléctrica de España en junio de 2000 para construir una línea eléctrica de alta tensión (440 Kv) entre las localidades de Soto de Ribera (Asturias) y Penagos (Cantabria).



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de