El cobre, favorecido por su alta conductividad y durabilidad, se utiliza en generadores de turbinas, transformadores de potencia, cajas de engranajes y cableado de torres.

Datos publicados por la consultora en temas energéticos Wood Mackenzie adelantan que la industria eólica será el mayor consumir de cobre de la próxima década. Esta certeza en las previsiones de desarrollo de la energía del viento, que pasan por instalar 650 GW en tierra y 130 GW en alta mar para 2018.

De acuerdo con las previsiones de la consultora, para hacer frente a este crecimiento de instalaciones se necesitarán un promedio anual de 450.000 toneladas de cobre hasta final de 2021, y 600 kt por año, entre 2022 y 2028.

Por regiones, China, Europa y Estados Unidos serán las que utilicen la mayor cantidad de cobre en este período: 110kt, 80kt y 35kt por año, respectivamente.

Como previsión negativa, Wood Mackenzie adelanta una escasez para 2025 por el cierre de varias minas. Esto, a su vez, dará lugar a un encarecimiento de los precios en los próximos 10 años.

El cableado se llevará la mayor parte

Dada su alta conductividad y durabilidad, en instalaciones eólicas el cobre se utiliza se utiliza en generadores de turbinas, transformadores de potencia, cajas de engranajes y cableado de torres. También en cableado de colector y distribución que conecta turbinas a subestaciones y a la red.

Durante el período analizado por Wood Mackenzie, el cableado representará aproximadamente el 58% (más de 3 Mt), del consumo de cobre de la industria de energía eólica.

«La introducción futura de turbinas de mayor rendimiento puede reducir la cantidad de turbinas por parque eólico. Teniendo en cuenta que el cableado constituye el 58% de la intensidad del cobre, este escenario podría reducir su intensidad y, por lo tanto, el consumo en el futuro», explica la consultora.

Materiales alternativos al cobre

Los altos precios del cobre han llevado a algunos fabricantes a considerar materiales alternativos para algunos componentes.

Para el cableado, el aluminio es más liviano y económico, pero es más susceptible a la corrosión y requiere más mantenimiento. Como tiene un área de sección transversal un 50% más grande que los cables de cobre permite lograr niveles similares de resistividad eléctrica y conductividad.

En los generadores, la mayoría de los fabricantes son reacios a comprometerse con materiales alternativos hasta que se garantice la calidad y la confiabilidad. Enercon ha comenzado a utilizar bobinas de aluminio en lugar de cables de cobre de múltiples hilos en generadores de su plataforma EP3.

Fuente: Noelia López Redondo / EnergyNews,

Artículo de referencia: https://www.energynews.es/de-como-y-por-que-la-energia-eolica-es-uno-de-los-mayores-consumidores-de-cobre/,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de