Irán anunció el pasado domingo el descubrimiento de un nuevo yacimiento de petróleo. El hallazgo, que podría ser un yacimiento con más crudo extraíble que la totalidad del suelo de EE.UU., llega en un momento convulso en la economía iraní, con la producción y exportación de crudo hundidas por las últimas sanciones.

Hasan Rohaní, presidente de la República Islámica de Irán, anunció el pasado domingo el descubrimiento de un nuevo yacimiento petrolífero, que, de confirmarse su potencial, podría aumentar en un tercio las reservas probadas de petróleo de país, que se encuentra en horas bajas en lo que a producción y exportación de petróleo se refiere debido a nuevas sanciones.

Aunque todavía no existen datos contrastados ni alta fiabilidad en las informaciones, Rohani aseguró que el yacimiento, que ocupa 2.400 km cuadrados en la provincia de Khuzestan, alberga hasta 53.000 millones de barriles recuperables.

Esta cifra significa que el yacimiento tendría más petróleo recuperable que todo el que hay en Estados Unidos, cuyas reservas probadas se sitúan en 40.000 millones de barriles, según datos de la Agencia de Energía de Estados Unidos.

Capacidad del yacimiento de petróleo

De ser exactas las cifras aportadas por Rohani, las reservas probadas de Irán aumentarían hasta los 200.000 millones de barriles, un tercio más frente a los 150.000 millones que posee en la actualidad.

El hallazgo del yacimiento podría ser una de las mejores noticias para el país en mucho tiempo. El régimen de los ayatolás vive días complicados en términos económicos y de su industria petrolera, con la inflación disparada por encima del 35% y una posible contracción del PIB hasta el 9,5% según datos del FMI.

Reservas probadas de petróleo

Por otra parte, hay que tener en cuenta que el concepto de reservas probadas se refiere a aquellas en las que existe una certeza altamente contrastada de un 90% de posibilidad de extracción rentable de crudo mediante las tecnologías disponibles en el momento, además de otras variables como las condiciones geológicas, los precios de venta, costes de extracción y capacidad de venta del petróleo.

Así, los datos sobre las reservas probadas de petróleo suelen ser inestables. Ejemplo de ello es que en EE.UU. se pasó de tener reservas probadas de 19.000 millones de barriles en 2008, a tener reservas de 40.000 millones de barriles pocos años después y tras la revolución del fracking.

En estos datos influye la llegada de nuevas tecnologías y la mayor facilidad con la que se va extrayendo el petróleo. El país norteamericano bombea 12 millones de barriles al día.

Por otra parte, la IEA asegura que es Venezuela el país con mayores reservas de petróleo, albergando más de 300.000 barriles de petróleo.

Situación de Irán

El hallazgo del yacimiento podría ser una de las mejores noticias para el país en mucho tiempo. El régimen de los ayatolás vive días complicados en términos económicos y de su industria petrolera, con la inflación disparada por encima del 35% y una posible contracción del PIB hasta el 9,5% según datos del FMI.

Con una economía muy concentrada en el sector del gas y el petróleo, el país persa está siendo castigado como consecuencia de la retirada de EE.UU. del acuerdo nuclear, así como por las nuevas sanciones.

Ambos factores están provocando la reducción de las exportaciones de gas y petróleo. Los siguientes datos lo confirman: el país ha pasado de exportar desde 4 millones de barriles al día hasta los 2,3 millones, según datos de la OPEP.

Fuente: Javier López de Benito / EnergyNews,

Artículo de referencia: https://www.energynews.es/iran-yacimiento-de-petroleo/,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de