Por Eva San Martín/ Sergio Villarroel
esanmartin@ambientum.com

Desde ayer, las facturas de la luz vienen acompañadas por un particular y energético bono-cupón, que un total de 20 millones de hogares podrán canjear por bombillas de bajo consumo. Se trata de una campaña piloto con la que el Ministerio de Industria quiere pretende ahorrar el 0,7% de la energía que consumimos. Los cupones son canjeables en “las oficina de correos”, según fuentes de Industria.

La campaña Con tu ahorro ganamos todos. Cada pequeño gesto cuenta comenzó el mes de febrero en Aragón, la primera comunidad en incorporarse al ahorro a través de la bombilla-cupón. Tras la incorporación de Navarra, La Rioja, Galicia y la Comunidad de Madrid, las últimas desde junio, donde ya se han repartido 519.316 bombillas, ayer se incorporaban al reparto de bombillas el resto de las regiones.

Esta iniciativa, perteneciente al Plan para el Estimulo de la  Economía y el Empleo (Plan E), tiene por objetivo mentalizar  a los ciudadanos de la importancia que tiene el ahorro de energía y la adopción de hábitos de consumo que fomenten la eficiencia energética. El ahorro de la energía desde el hogar es “importante”, afirma el ministerio, que invita a adoptar “hábitos de consumo que fomenten la eficiencia energética”.

Fin de las bombillas tradicionales

El reparto de bombillas se enmarca dentro del Plan de Ahorro y Eficiencia Energética, del 1 de agosto de 2008. Con la medida, el Gobierno se adelanta a los plazos previstos por la Unión Europea para sustituir las bombillas actuales por lámparas de bajo consumo. El calendario  previsto  por la  UE prevé  la supresión paulatina de las bombillas incandescentes a partir de septiembre del 2009 y su sustitución por los nuevos modelos de bajo consumo. Las últimas bombillas tradicionales dejarán de comercializarse en 2012.

Bombillas recogidas

Desde su puesta en marcha, y hasta el pasado 3 de julio, los ciudadanos han recogido más de 500.000 bombillas, cifra que representa el 25% de los vales repartidos. Estos vales los recibirán, los más de 22 millones de hogares en España, con sus facturas eléctricas, el cual podrán canjearlo en cualquier oficina de Correos por una bombilla de bajo consumo.

Aportación de las bombillas

Estas lámparas de bajo consumo ahorran unos 100 € durante su vida útil, ya que consumen un 80% menos de energía. Además, duran entre 6 y 8 veces más que las bombillas incandescentes. De momento, hay grandes diferencias entre las comunidades que ya han solicitado estas bombillas. Por ejemplo, en La Rioja se han recogido casi un 39%, mientras que en Madrid solo un 8% (aunque hay que tener en cuenta el nivel de población de ambos territorios).