Parece que la Administración de Donald Trump ha decidido poner punto y final a las concesiones que hasta ahora hacía a la industria eólica y solar. Estados Unidos pone en marcha las facturas retroactivas para las energías renovables, una medida que puede perjudicar seriamente al sector.

Los empresarios que dedican todo o parte de su actividad a la generación de energías renovables lamentan la última decisión del Gobierno de Donald Trump. Durante dos años han disfrutado de moratoria en el pago de sus contratos de alquiler pero ahora ha comenzado el envío de facturas retroactivas que exigen el pago de lo no abonado hasta ahora.

Los empresarios afectados por este paso atrás administrativo se lamentan de que las facturas retroactivas para el pago de alquiler para proyectos solares y eólicos que operan en terrenos federales lleguen en un momento en que la industria se enfrenta a las consecuencias del brote de coronavirus.

La medida representa un revés multimillonario para una industria que ya ha sufrido la cancelación o el retraso de proyectos de instalación debido a la crisis sanitaria mundial, que ha reducido las inversiones y ha disminuido las perspectivas de la demanda de energía.

Además, entra en conflicto con los esfuerzos del Gobierno de Estados Unidos para proteger a las empresas de los daños económicos a través de préstamos federales, exenciones de tasas y de impuestos y una aplicación más laxa de la normativa.

Facturas retroactivas con cifras millonarias para las energías renovables

Avangrid Inc, propietario de plantas de energía en Estados Unidos controlada por Iberdrola ha recibido una factura de más de 3 millones de dólares por dos años de alquiler en terrenos federales cerca de San Diego para su proyecto eólico Tule, con capacidad de 131 megavatios, según su portavoz Paul Copleman.

Responsables de otros dos proyectos renovables también han confirmado a la agencia de noticias Reuters que habían recibido facturas de alquiler retroactivas del Gobierno federal, pero no ha querido hacer valoraciones.

De acuerdo con los datos facilitados por Reuters, unos 96 proyectos solares, eólicos y geotérmicos a escala de empresa de servicios públicos operan en tierras gestionadas por la Oficina de Administración de Tierras del Departamento del Interior de EEUU, según The Wilderness Society y el Yale Center for Business and the Environment.

Fuente: Noelia López Redondo / EnergyNews,

Artículo de referencia: https://www.energynews.es/eeuu-castiga-a-las-energias-renovables-con-facturas-retroactivas/,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de