Los ministros de República Checa, Hungría y Polonia han puesto condiciones para unirse al objetivo de que la UE sea neutra en emisiones de efecto invernadero para 2050. Entre ellas, piden que la energía nuclear forme parte de la transición energética y un mayor apoyo financiero de la Unión Europea.

El primer ministro húngaro, Viktor Orban, ha declarado a su llegada a la COP25: «Hungría está preparada para adherirse al acuerdo sobre el objetivo de neutralidad climática de la UE, pero tenemos que evitar que los burócratas de Bruselas hagan que los países pobres y la gente pobre pague. Necesitamos garantías económicas».

Del mismo modo, Orban ha pedido a Bruselas que deje de poner el foco en la energía nuclear, ya que «no hay neutralidad climática sin energía nuclear».

Por otra parte, el primer ministro de Polonia Mateusz Morawiecki protesta por el alto coste de la transición energética en países como el suyo, alegando que otros países son más afortunados al contar con economías que poseen ricas fuentes energéticas.

Andrej Babis, primer ministro checo, también ha seguido esa línea y ha manifestado que le parece «muy gracioso» que Austria, que es uno de los países que se oponen a la participación de la nuclear en la transición energética, esté comprando a Praga una parte de los excedentes energéticos que produce con esta forma de generación.

También ha asegurado que para alcanzar la neutralidad climática es necesario entender que cada país dispone de un mix energético diferente.

Energía nuclear

Entre los detractores de la inclusión de la energía nuclear en los planes de transición energética se encuentran Austria, Luxemburgo y Alemania.

Xavier Bettel, primer ministro de Luxemburgo, ha manifestado estar rotundamente en contra de la financiación de plantas nucleares con fondos europeos ya que es una energía que «no es sostenible ni segura». Además, ha añadido: «Sería un error decir que la energía nuclear es la solución. No es sostenible y no lo apoyaría mi gobierno».

En cambio, Francia sale al paso en defensa de los países del este en la cuestión nuclear y Emmanuel Macron, su primer ministro, defiende que cada país es libre de elegir qué fuentes energéticas elige priorizar para alcanzar la neutralidad climática.

De todos modos, el primer ministro galo ha asegurado que tratará por todos los medios de convencer a los países del este pro nucleares para formar parte del compromiso de reducir por completo las emisiones de gases de efecto invernadero para 2050.

Por último, la canciller alemana, Angela Merkel, ha puesto de relieve el valor que tendría enviar al mundo un mensaje de unión de la Unión Europea, alcanzando un acuerdo en materia de neutralidad climática.

La posición de España

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno en funciones: «El Gobierno de España ya ha anunciado que vamos a asumir en primera persona y vamos a defender en el Consejo europeo que la UE en su conjunto tiene que llegar a ese compromiso».

Desde Moncloa aseguran que la delegación española va a pelear por conseguir un acuerdo entre los estados miembros. También, creen que hay elementos que pueden lograr cohesión entre Praga, Budapest, Varsovia y el resto de capitales.

Fuente: Europa Press, Javier López de Benito / EnergyNews,

Artículo de referencia: https://www.energynews.es/energia-nuclear-transicion-energetica/,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de