Las inversiones de la Compañía hasta el mes de junio se elevaron a 230 millones de euros, en línea con los objetivos marcados para todo el año.

Un 95% de estas inversiones (219 millones de euros) se destinaron al desarrollo de la red de transporte nacional, cuyos proyectos más relevantes fueron: la interconexión con Francia; el refuerzo de mallado para la interconexión de las zonas centro y sur de la península, que mejorará la calidad de suministro de Extremadura y Andalucía, y la interconexión Mallorca-Ibiza.

La cifra de negocio del primer semestre del ejercicio 2013 ascendió a 893,9 millones de euros en términos homogéneos y su crecimiento fue del 6,5% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. Este crecimiento refleja el efecto de una mayor base de activos que se han de retribuir por las instalaciones puestas en servicio en el 2012.

El aumento de la cifra de negocio y la evolución de los costes operativos han permitido que el resultado bruto de explotación (EBITDA) haya alcanzado los 682,7 millones de euros, un 5,3% superior al conseguido en el primer semestre del 2012. En términos reales, el beneficio neto de la Compañía ascendió en el primer semestre a 272 millones de euros.

El dividendo a cuenta pagado en el primer semestre del 2013 ascendió a 91,2 millones de euros, equivalente a los 0,6764 euros por acción correspondientes al pago a cuenta del dividendo del ejercicio 2012. El 1 de julio, se procedió al pago de 1,6887 euros por acción como dividendo bruto complementario correspondiente al ejercicio 2012. La empresa mantiene en 2013 una política de dividendo consistente en distribuir a sus accionistas un 65% de su resultado consolidado contable.

El beneficio de 278 millones de euros refleja la actividad recurrente, eliminando elementos no recurrentes de 2012 y 2013 y el impacto de hechos excepcionales ocurridos en 2013:

Efectos de las medidas regulatorias aprobadas por el Gobierno (Real Decreto-ley 9/2013 y propuesta de orden de tarifas) que suponen una reducción de la retribución de la actividad de transporte de 75 millones de euros para el conjunto del año.

Actualización de balances a la que se ha acogido la Compañía (Ley 16/2012 de 27 de diciembre), lo que implica un menor gasto por impuesto sobre sociedades de 33,9 millones de euros.

Hechos significativos

El día 12 de julio, se publicó el Real Decreto-ley 9/2013 por el que se adoptan medidas urgentes para la estabilidad financiera del sector eléctrico. Este RDL establece un sistema de cálculo de los ingresos asociados a la actividad de transporte a partir de julio del 2013 y hasta la entrada en vigor, una nueva metodología para el cálculo de la retribución de la actividad de transporte de energía eléctrica.

En aplicación del citado RDL, el Ministerio de Industria envió el pasado 15 de julio una propuesta de orden en la que se establece la retribución de la actividad de transporte para el segundo periodo del 2013 y supone una disminución de 75 millones de euros de los ingresos de transporte. Asimismo, Red Eléctrica estima una retribución de unos 1.600 millones de euros en el 2014 para la actividad de transporte de electricidad.

También el pasado 15 de julio, el Ministerio de Industria envió a la Comisión Nacional de la Energía la propuesta de Real Decreto por el que se establecerá la retribución de la actividad de transporte en el futuro que tendrá periodos de revisión cada 6 años. Los elementos más relevantes son: la unificación de todas las metodologías de retribución de activos, la valoración de los activos en servicio para el primer periodo regulatorio considerando el valor de reposición y la fijación de la retribución financiera en base al bono español a diez años más 200 puntos básicos.

Se ha iniciado un periodo de comentarios en el que los agentes podrán exponer, de una manera clara, sus aportaciones a la normativa publicada y siempre desde la posibilidad de presentar propuestas alternativas que la mejoren. Red Eléctrica valora positivamente este diálogo abierto e introducirá en él las propuestas necesarias para clarificar algunos aspectos concretos de la propuesta del Real Decreto, entre los que se encuentran los relacionados con el factor de actualización de los activos; el establecimiento de la vida residual de los mismos; la extensión de la vida útil, y una adecuada incentivación a la disponibilidad de las instalaciones y a los procesos de construcción y mantenimiento.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de