PIXABAY

La Unión Europea y Estados Unidos han anunciado un acuerdo para que EEUU suministre a Europa más gas natural licuado (GNL). Los líderes europeos se han reunido para buscar alternativas al suministro ruso de combustibles fósiles rusos. El pacto se ha revelado durante la visita a Bruselas del presidente de Estados Unidos, Joe Biden. Bruselas ha sido el escenario de cumbres europeas en las que los líderes occidentales han hablado de la invasión Rusia a Ucrania, entre otras cosas.

Reducir el consumo de gas natural ruso

La invasión de Ucrania ha producido una escalada récord de precios de la energía. Recordemos que Rusia es el principal proveedor de gas de la Unión Europea. Sin embargo, la UE busca alternativas y se ha comprometido a reducir el consumo de gas ruso en dos tercios este año. Para ello, aumentará las importaciones de otros países e impulsará las energías renovables.

En un comunicado, la Casa Blanca ha informado: «Estados Unidos trabajará con socios internacionales y se esforzará por garantizar volúmenes adicionales de GNL para el mercado de la UE de al menos 15 bcm (miles de millones de metros cúbicos) en 2022, con aumentos previstos en el futuro». La nota añade que el objetivo a más largo plazo sería asegurar hasta al menos 2030 unos 50 bcm anuales de GNL estadounidense adicional.

Cumbre de Bruselas

El acuerdo llega justo antes de la cumbre europea para buscar alternativas a los altos precios de la energía. De hecho, hoy, viernes 25 de marzo, se celebra la reunión prevista para dar soluciones a este tema.

España, Grecia y otros países defenderán la imposición de topes a los precios de la electricidad y la intervención en el mercado. Mientras, un grupo que incluye a Alemania y los Países Bajos, se opondrá y, supuestamente, tratará de retrasar esas medidas. También se planteará la cuestión de si se impone un embargo a la energía rusa, una sanción más para Moscú. Sin embargo, no se espera que se tome ninguna decisión al respecto.

La Unión Europea y la crisis energética

Rusia suministra el 40% de las necesidades de gas de la Unión Europea y más de una cuarta parte de sus importaciones de petróleo. Los países más dependientes de este suministro, en particular Alemania, son reacios a tomar una medida que tendría un gran impacto económico.

Los 27 líderes de la Unión Europea también se comprometerán a empezar a comprar gas de forma conjunta. Asimismo, a llenar los depósitos antes del próximo invierno para crear un colchón contra nuevas crisis de suministro.

Fuente: La Vanguardia, Esther de Aragón / EnergyNews,

Artículo de referencia: https://www.energynews.es/estados-unidos-y-union-europea-gas-ruso/



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de