El Instituto para la Diversificación y el Ahorro de Energía, IDAE, organizó durante los meses de febrero y marzo las jornadas “La biomasa como combustible para las industrias agroalimentarias e instalaciones ganaderas competitivas”. Junto con el IDAE, participaron diversas instituciones como la Agencia Valenciana de la Energía, AVEN, la Federación de Cooperativas Agrarias de la Comunidad Valenciana, FECOAV, el Centro Tecnológico AINIA, la Generalitat de Cataluya, el Instituto Catalán de Energía, la Federación de Cooperativas Agrarias de Catalunya, la Junta Nacional de Extremadura y la Unión Extremeña de Cooperativas Agrarias, UNEXCA.

Las jornadas se celebraron en Madrid, Valencia, Mérida y Mollerusa (Lleida) destinadas a presentar las distintas tecnologías existentes así como a los diversos suministradores de biomasa, para acercar esta fuente energética al sector agroalimentario y ganadero. Todas las jornadas contaron con un gran número de asistentes, lo que refleja el interés que la bioenergía despierta.

Así en un primer bloque eran los suministradores de equipos los que presentaban sus tecnologías y formas de aprovechamiento. Empresas como Lasian, Vulcano, Prodesa, Solé, Eratic, Desintec, Taim y Guascor, hablaron de los equipos, sus distintos usos, explicaron la necesidad de conocer la disponibilidad de biomasa que tiene el futuro proyecto así como las características de la misma, y destacaron las grandes posibilidades que esta energía tiene y en este caso, dirigido al sector agroalimentario y ganadero.

Tras el debate llegaba el bloque de los suministradores de biomasa: la Asociación de Productores de Pellets de Madera del Sector Español, APROPELLETS, la Asociación Española de Recuperadores de Madera, ASERMA, Factor Verde, CGC Biomasa, García Munté y diversos suministradores locales de Valencia, Extremadura y Cataluña: Trabisa, Selma y Aulet Forestal, respectivamente. Todos coincidieron en la necesidad de ayudas por parte de las distintas administraciones para el desarrollo definitivo de la biomasa, ya que se requieren grandes inversiones y actualmente hay más suministradores de biomasa que proyectos que la consuman. Igualmente los suministradores de biomasa manifestaron las diversas dificultades que se han encontrado para adaptarse a este nuevo sector.

Todos los ponentes coincidieron en que la biomasa es una energía renovable con gran potencial en España, pero que lamentablemente está muy poco aprovechada, siendo quizá el sector agroalimentario y ganadero, una vía más para su desarrollo, máxime en tiempos de crisis.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de