El auge de la inteligencia artificial y el análisis de datos aplicado al sector energético ya es una realidad y brinda la posibilidad a los usuarios de ahorrar energía y de ser más conscientes con el medio ambiente.

En este sentido, los termostatos inteligentes, los asistentes virtuales o chatbots y las aplicaciones de las eléctricas son algunos de los ejemplos en los que la tecnología impacta de manera radical en el hogar y brinda grandes resultados en el ahorro de energía.

De esta forma Lucera, compañía eléctrica que apuesta por la eficiencia real con energía 100% verde, destaca 3 maneras en que la inteligencia artificial puede ayudar al ahorro de energía.

Energía – inteligencia artificial

La inteligencia artificial pertenece al campo científico de la informática y está centrada en la creación de programas y mecanismos con el objetivo de que las maquinas piensen como los seres humanos.

A través del análisis de grandes volúmenes de datos (big data), los sistemas pueden identificar patrones de usuarios y establecer predicciones de forma más rápida y con mayor precisión, otorgando una herramienta clave para el ahorro energético.

Ejemplos donde la inteligencia artificial permite a los usuarios ahorrar energía

Termostatos inteligentes

Este tipo de aparatos son fundamentales para los usuarios que aman la domótica y desean controlar la temperatura del hogar mediante la integración un dispositivo móvil, o incluso a través de comandos de voz.

Por medio de radiofrecuencia o mediante una conexión a Internet, los usuarios podrán conectar el termostato con la caldera de forma inalámbrica. Gracias a la tecnología GPS, es posible encender o apagar la calefacción, dependiendo de la demanda energética del momento.

El auge de los asistentes por voz y chatbots

Ambas tecnologías han cambiado radicalmente el ecosistema del hogar inteligente. Los asistentes virtuales se han convertido en una herramienta clave para que los usuarios interaccionen con las empresas que suministran los servicios energéticos. A través de diferentes configuraciones, es posible consultar la factura de luz y de otros servicios, ofreciendo información sobre nuestro consumo.

Los chatbots por su parte, son herramientas que están pensadas para resolver dudas en tiempo real y aprender al mismo tiempo sobre una base establecida de patrones. Al disponer de diferentes configuraciones y al estar más personalizados, los usuarios pueden consultar de qué manera pueden ahorrar energías o qué trucos deben aplicar para lograr dicho objetivo.

Aplicaciones de las eléctricas

La mayoría de las compañías en este sector ya disponen de una aplicación móvil o herramienta que brinda al usuario información instantánea sobre el consumo energético, potencia contratada y monto de la factura. En este sentido, Lucera dispone de su calculadora de ahorro, la cual analiza más de 1.500 millones de datos del consumo de sus clientes y de usuarios web.

Estos datos son anonimizados y procesados en tiempo real para recomendar la tarifa que mejor se adapta a cada casa y los mejores consejos de eficiencia. En solo tres minutos genera un informe energético personalizado detallando cómo es el consumo que realiza el usuario, cuál es el nivel de eficiencia energética del hogar, comparándolo con otros similares y la cantidad de CO2 que podría dejar de emitir al utilizar energía verde.

“A través de tecnologías como la inteligencia artificial y el big data, ya es posible generar patrones de consumo y poder identificar las posibilidades de ahorro. En Lucera creemos que es fundamental que los usuarios conozcan los datos de su consumo y recibir las mejores recomendaciones para el ahorro energético. Este tipo de herramientas será un factor clave para cambiar los modelos de este segmento en España”, destaca Jesús Miñana, director general de Lucera.

Fuente: Javier Monforte / Energética21,

Artículo de referencia: http://www.energetica21.com/noticia/3-maneras-para-ahorrar-energia-gracias-a-la-inteligencia-artificial,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de