Todos los beneficiarios del bono eléctrico social reciben el llamado bono térmico. Esta ayuda se concede en base a dos criterios: la zona climática en la que se ubica la vivienda y el grado de vulnerabilidad del beneficiario.

El bono térmico es una ayuda directa destinada a compensar los gastos de suministro de energía para usos térmicos como calefacción, agua caliente sanitaria y cocina. A día de hoy, en España, unos 800.000 usuarios han recibido el pago de la ayuda. El dato lo ha facilitado el secretario de Estado de Energía en funciones, José Domínguez Abascal.

Domínguez ha sido el encargado de clausura la jornada Políticas y medias contra la pobreza energética organizada por la Fundación Naturgy. En su intervención ha destacado la importancia de avanzar en materia de pobreza energética y ha señalado que es necesario llevar a cabo «un esfuerzo importante» que debe tener reflejo en «los Presupuestos General es del Estado, la sociedad y la normativa».

Bono térmico: entre 25 y 124 euros

El bono térmico es una ayuda que el Gobierno concede de forma automática a todos los beneficiarios del bono social eléctrico.

La cuantía oscila entre un mínimo de 25 y un máximo de 124 euros que se reciben de un solo pago. La cantidad a percibir se establece en base a dos criterios: la zona climática en la que se ubica la vivienda y el grado de vulnerabilidad del beneficiario.

«La pobreza energética es una realidad que se debe afrontar; la transición ecológica debe ser respetuosa con el medio ambiente, pero también con las personas y muy cuidadosa con aquellas más vulnerables», ha dicho el secretario de Estado de Energía en funciones.

Similares son las declaraciones realizadas por el presidente ejecutivo de Naturgy, Francisco Reynés, quien afirmó que la pobreza energética es un problema social que el sector energético «no puede ni debe eludir».

Reynés recordó que la Fundación Naturgy trabaja en el desarrollo de programas sociales, a través de su fondo de eficiencia energética para viviendas o de ayuda a familias necesitadas.

Pobreza energética y desempleo

Durante las jornadas, la Fundación Naturgy ha presentado también los resultados más relevantes de su estudio ‘La pobreza energética en España: Aproximación desde una perspectiva de ingresos’, elaborado por la Cátedra de Sostenibilidad Energética del IEB-Universidad de Barcelona entre los años 2011 y 2017.

La principal conclusión de este informe relaciona pobre energética y desempleo, hasta el punto de que la probabilidad de que un hogar se encuentre en situación de pobreza energética aumenta un 9,3% cuando el sustentador principal está desempleado.

Según el estudio, un 8,3% de media de los hogares españoles se encuentra en situación de pobreza energética. Esta tasa media alcanzó un pico máximo del 9% en 2013 y, a partir de entonces, descendió paulatinamente hasta el valor mínimo de 2017, un 7,4%. Esto significa que, aproximadamente en cuatro años, 67.500 hogares españoles dejaron de estar en situación de pobreza energética.

El estudio explica que “los datos demuestran que la pobreza energética es una dimensión más de la pobreza en general, y por ello las medidas para paliar la pobreza energética deben abordarse con políticas sociales, que permitan incrementar los ingresos de las familias, y con políticas de eficiencia energética, para promover la reducción del gasto”.

Fuente: Noelia López Redondo / EnergyNews,

Artículo de referencia: https://www.energynews.es/bono-termico-una-ayuda-para-mas-de-800-000-hogares-en-espana/,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de