PIXABAY

El suministro de gas en Europa durante el próximo invierno está en juego. La situación actual del gas almacenado en todo el Viejo Continente es muy preocupante. Según Platts, los inventarios de gas europeos se sitúan hoy un 22% por debajo de la media de los últimos 10 años y algunos analistas creen que si hace frío en los próximos meses podrían alcanzar el cero.

Según los datos de AGSI, Europa tiene en la actualidad 765 TWh de gas, o lo que es lo mismo un 68,57% de su capacidad total en sus almacenes. Para que se hagan una idea, el año pasado por estas fechas el gas almacenado era de 974 TWh, unos niveles aceptables para pasar el invierno.

Se podría decir que Europa lleva un mes adelantado su consumo de gas y eso justo antes del invierno es una pésima señal. Pero lo peor de todo es que este gas almacenado se está consumiendo mucho más de lo deseable y la cuesta abajo ya es imparable.

Es cierto que no es la misma situación en todos los países. Hay algunos que no han hecho los deberes como pueden ser Austria (46%), Países Bajos (55%) o Alemania (65%). Otros sí han hecho los deberes como Reino Unido y Polonia con más del 95%, y también por ejemplo España que tiene el 75% de sus almacenes subterráneos llenos a los que hay que sumar el gas que hay en los almacenes de las seis regasificadoras.

Alto consumo de gas

Este alto consumo de gas, antes incluso de que llegue el invierno no esstá siendo normal. Pero lo trágico es que Europa no ha hecho los deberes durante el año y ya desde hace meses ha estado con sus reservas de gas por los suelos sin preocuparse absolutamente nada de llenar los almacenes.

Los analistas han advertido que las reservas de gas podrían caer a cero este invierno si el clima frío aumenta la demanda. «Si el clima se enfría en Europa, no habrá una solución de suministro fácil, se necesitará una solución de demanda», dijo Adam Lewis, socio de la casa comercial Hartree Partners LP a Bloomberg. Esto significa que antes de quedarse sin gas se tendrán que parar fábricas industriales con lo que ello conlleva. Por otro lado, Europa ahora está sufriendo una nueva ola de contagiados, sobre todo de no vacunados, con la nueva cepa Ómicron que podría paralizar de nuevo la UE durante el invierno.

Una nueva parálisis llevaría a una menor demanda y ayudaría a bajar los precios actuales que rozan loss 100 €/MWh y ayudaría a dar cierta estabilidad a los inventarios en el Viejo Continente. Pero es preferible que esto no suceda por lo que significa para la economía europea. En definitiva, Europa necesita más y todo depende de los tres grandes suministradores, Rusia, Noruega y Argelia. Europa está en sus manos. Y ojalá de verdad se pongan a inyectarlo y no se tenga que paralizar la economía.

Fuente: Ramón Roca / El Periódico de la Energía,

Artículo de referencia: https://elperiodicodelaenergia.com/se-encienden-las-alarmas-en-europa-por-la-escasez-de-gas-los-almacenes-se-situan-un-22-por-debajo-de-la-media-de-los-ultimos-10-anos/,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de