El Gobierno trabaja en un plan nacional de ozono frente a la contaminación urbana, ha avanzado este lunes la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, quien ha anunciado además una iniciativa marco de acción a corto plazo frente a episodios de polución del aire en las ciudades para garantizar su calidad.

La vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica ha hecho estas declaraciones durante la jornada “Aire limpio: por un entorno saludable para todos”, en la que ha abordado la importancia de avanzar en ciudades con mayor calidad del aire y entornos saludables para los ciudadanos, así como el fomento de la movilidad sostenible, las tecnologías limpias, el transporte colectivo y la movilidad a pie o en bicicleta.

Salud y aire limpio frente a la contaminación

En el marco del ciclo virtual #Biodirectos, coincidiendo con la celebración de la Semana Europea de la Movilidad 2020, Ribera ha ahondado en la estrecha relación entre biodiversidad, crisis climática, salud y crisis económica, tras destacar el compromiso de asegurar que las personas respiren un aire limpio, con políticas y acciones que aseguren su calidad, al tiempo que se avanza para mitigar la emergencia climática.

“Sin un entorno saludable, no hay salud, y sin salud, todo nuestro modelos de desarrollo y bienestar quiebran”, ha precisado la ministra.

Sostenibilidad y crecimiento económico

Ha explicado que es necesario promocionar la sostenibilidad y la protección del medioambiente como “oportunidad para el crecimiento, el empleo y la innovación”.

Los niveles de dióxido de nitrógeno son “una asignatura pendiente”, especialmente en ciudades como Madrid y Barcelona, según la ministra, quien ha instado a reducir las fuentes contaminantes cuyos efectos impactan sobre la salud y el medio ambiente, y a facilitar información relevante sobre calidad del aire para que los ciudadanos puedan protegerse.

Ribera ha abogado por que la sociedad y los ciudadanos sean los “verdaderos protagonistas de los espacios urbanos”, tras una pandemia que ha hecho “más evidente” el nexo entre biodiversidad, salud y calidad del aire.

Mapa para consultar la calidad del aire

En el acto ha intervenido también el director general de Calidad y Evaluación Ambiental, Ismael Aznar, que ha detallado el funcionamiento de una nueva herramienta para informar de niveles de polución, presentada por el Miteco y que se trata de un mapa interactivo para consultar en tiempo real datos de las 506 estaciones de medición de la Red Nacional de Vigilancia sobre calidad del aire.

En la mesa redonda posterior a la intervención de la ministra, han participado la directora del Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), María Neira; el jefe del Departamento de Epidemiología y Bioestadística de la Escuela Nacional de Sanidad del Instituto de Salud Carlos III, Julio Díaz Jiménez, y el investigador Xavier Querol del Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua (Idaea), del Consejo Superior de Investigaciones (CSIC).

La doctora María Neira, de la OMS, ha destacado la necesidad de concienciación en la protección “del entorno en el que vivimos, porque el precio de la contaminación lo pagarán nuestros pulmones, nuestro sistema cardiovascular y nuestro cerebro”.

Coste de la contaminación

La contaminación del aire tiene “un alto coste”, porque ataca al desarrollo cognitivo, y a otros aspectos de la salud, ha dicho tras advertir de los riesgos a los que se verán sometidas las próximas generaciones a causa del aire contaminado que les toque respirar.

Es urgente detener los subsidios a los combustibles fósiles “que matan”, para aumentar las inversiones en energías renovables, alimentación sostenible y planificación urbana y saludable, ha añadido.

Por su parte, el investigador Xavier Querol Carceller se ha felicitado del anuncio del Gobierno para el desarrollo de un plan de ozono frente a la contaminación urbana y ha instado a garantizar entornos en las ciudades más saludables.

Fomento del transporte público seguro

Ha defendido un transporte metropolitano rápido, confortable y limpio, pero sobre todo reducir el número de automóviles, así como las zonas urbanas de bajas emisiones y focalizar las subvenciones al transporte eléctrico al de distribución de mercancías, caracterizado aún hoy por furgonetas habitualmente antiguas, muy contaminantes, que dan vueltas y vueltas por la ciudad durante todo el día.

Contaminación y la incidencia del virus

Por su parte, Julio Díaz Jiménez, del Instituto de Salud Carlos III, ha avanzado datos preliminares de un estudio sobre la relación directa en la incidencia de la meteorología con la COVID-19, que confirman que, “en donde hay contaminación hay más incidencia de enfermedades y de mayor gravedad”.

En su opinión, es necesario adoptar medidas estructurales y no cortoplacistas para reducir los niveles de contaminación y eso solo pasa por reducir el número de vehículos, sin limitarse a sustituir unos por otros.

Fuente: EFE VERDE,

Artículo de referencia: https://www.efeverde.com/noticias/el-gobierno-trabaja-en-un-plan-nacional-de-ozono-frente-a-la-polucion-urbana/,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de