Es cierto que Europa y Estados Unidos están tomando medidas y han emitido menos CO2. Pero hablamos de tan solo un 0,2% y 0,4% respectivamente, lo que supone una reducción muy pequeña como para compensar el aumento de las emisiones de los países emergentes.

Las consecuencias del cambio climático son evidentes y 2017 está siendo uno de los tres años más cálidos en la historia de la meteorología. Huracanes e inundaciones catastróficas, así como importantes olas de calor y sequías son la consecuencia.

Tal y como aconsejan muchos organismos internacionales: “es urgente reducir las emisiones de dióxido de carbono”. Se acaba el tiempo para cumplir con el objetivo del limitar el calentamiento global en dos grados centígrados. Los océanos y los bosques no son capaces de absorber tanto CO2 a la velocidad a la que se genera.

Proyecto para absorber CO2 de la atmósfera

Para ayudar a los bosques y los océanos a reducir la elevada concentración de CO2 de la atmósfera se están diseñando proyectos que absorben CO2 artificialmente y lo conviertan en algo útil.

Hace unos años se hablaba de la tecnología de “Captura y almacenamiento de carbono”. El problema de ese sistema era el almacenamiento de CO2 hasta que hubiera tecnología suficiente para sacarle partido. Hoy en día, con los proyectos que se están empezando a implantar, ya no es necesario almacenarlo, es posible utilizarlo como recurso. Esto hace que vuelva a tener sentido hablar de esta alternativa para eliminar CO2 de la atmósfera.

En un centro de reciclaje de Hinwil, Suiza, tienen instalado un sistema de captación de dióxido de carbono desarrollado por la empresa Climeworks, capaz de retirar 900 toneladas de CO2 de la atmósfera al año.

El sistema de captación consiste en 18 ventiladores situados en el techo de la planta de reciclaje. Estos ventiladores contienen unos filtros cubiertos de sustancias químicas que, al absorber el aire, deja atrapado el CO2 en su interior. Posteriormente, cuando estos filtros ya no pueden absorber más cantidad de CO2, se extraen y se calientan a una temperatura de 100º C, utilizando para ello el calor residual propio de la planta de reciclaje.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de