El presidente estadounidense, George W. Bush, anunciará hoy sus planes inmediatos para reducir las emisiones de gases efecto invernadero en Estados Unidos, pero no hará ninguna propuesta específica, informó ayer la portavoz de la Casa Blanca, Dana Perino.

"No se va a proponer ninguna medida específica en este discurso, sino que se hablará de una estrategia para hacer frente al problema actual de la contaminación aérea", añadió Perino.

Estados Unidos es uno de los principales países emisores de gas relacionado con el calentamiento global junto con China, pero el Gobierno de Bush se ha opuesto a las regulaciones mandatorias, y destaca la pasividad de China e India.

Perino añadió que Bush expresará su preocupación sobre la legislación pendiente, a la espera de ser debatida por el Congreso el próximo junio, a propósito de la creación de un sistema que obligue a reducir las emisiones de gas de efecto invernadero que propicie un cambio climático.

Bush, que ha criticado el sistema de límites obligatorios de emisión de gas argumentando que dañaría la economía estadounidense, intervendrá poco después de que diputados estadounidenses participen en unas negociaciones sobre el cambio clima en París.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de