Acueducto de Segovia, Castilla y León

La Mesa Intersectorial de la Madera de Castilla y León (MIMCyL) ha elaborado un informe sobre los efectos que en la economía y en el empleo del sector de la madera está teniendo la crisis actual, agravada por el vendaval que asoló la región de Las Landas (Aquitania, Francia) hace aproximadamente un mes. Dicho informe se presentó la pasada semana a la consejera de Medio Ambiente, María Jesús Ruiz, con el objetivo de que la Administración regional tome las medidas pertinentes para paliar estos efectos.

El encuentro giró principalmente en torno a la exposición de la situación actual del sector que, por subsectores, ha sufrido una disminución de su actividad que oscila entre el 20 y el 70%, según los casos. Esto se está traduciendo además en pérdida de puestos de trabajo y que, según este informe y de prolongarse en el tiempo la situación actual, podrían llegar a desaparecer en torno al 70% de dichos puestos, sobre todo en la explotación forestal y, por tanto, en el ámbito rural.

Por todo lo señalado en el informe de la MIMCyL, la organización considera “de extrema urgencia la toma de medidas inmediatas (en un plazo máximo de 15 días) para poder sobrellevar esta situación, que de seguir así bien podría acabar con gran parte de la industria tradicional de la madera en Castilla y León”.

La responsable regional de Medio Ambiente acogió favorablemente las peticiones formuladas que proponen mantener los trabajos y el empleo en la comunidad, y realizará las gestiones oportunas en su departamento para trasladar las peticiones formuladas y que sean atendidas en el mayor grado posible.    



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de