El candidato republicano para las elecciones presidenciales del próximo noviembre en Estados Unidos,John McCain, presionará hoy en un discurso a las empresas fabricantes de coches para que produzcan vehículos más respetuosos con el medio ambiente.

McCain amenazará con implantar una nueva legislación si no acceden a su petición y propondrá un aumento de los impuestos para animar a los consumidores a comprar coches "más limpios". De acuerdo con los extractos de su discurso de hoy, McCain pedirá a la industria manufacturera de automóviles que agilice el proceso de construcción de los motores impulsados por combustibles de base alcohólica.

"Aunque tenga que reunirme con los fabricantes de coches en mi primer mes en el cargo, llegaremos al objetivo de una rápida conversión de los vehículos americanos alejados de la gasolina", expondrá McCain.

El senador por Arizona también propondrá incentivos impositivos para empujar a los estadounidenses a adquirir vehículos que produzcan menos polución. "A cada fabricante que pueda vender un coche de cero emisiones, le asignaremos un crédito de 5.000 dólares (unos 3.200 euros) por cada consumidor que lo adquiera", tiene previsto prometer hoy. Para el resto de vehículos, sean del tipo que sean, cuanto menos dióxido carbono, más créditos recibirán sus empresas creadoras.

McCain asegurará que las sanciones financieras existentes para los fabricantes que no se atienen a los estándares de eficiencia son demasiados bajas. Su discurso, que será ofrecido en Fresno, California, supone la última de una serie de propuestas para reducir la dependencia de Estados Unidos en el petróleo extranjero y para reducir el calentamiento global.

El alto precio de la gasolina ha motivado que los asuntos relacionados con la energía se coloquen en primera línea de importancia en la carrera presidencial. El candidato demócrata, Barack Obama, presentó ayer un plan para acabar con la especulación en el mercado del petróleo.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de