Las previsiones son pésimas y la recuperación económica va a ser más dura de lo que se pensaba hace unas semanas. La UE aprobó un fondo de recuperación económica que quiere que se destine a los sectores más golpeados por la crisis, pero también para afrontar con garantías el futuro con el foco puesto en dos ejes: digitalización y sostenibilidad. Lo que algunos han llamado el Green Recovery Plan o plan de recuperación verde.

La crisis de la COVID-19 ha cambiado el mundo tal y como lo veíamos hace tan solo seis meses. El golpe ha sido durísimo sobre todo por las vidas de seres humanos perdidas, pero también por cómo ha afectado a la economía mundial. Por desgracia España es uno de los países más afectados en ambos casos. Decenas de miles de muertos y una economía que se ha desplomado un 17,8% en el segundo trimestre del año.

El mundo se enfrenta a un doble reto importantísimo: hacer crecer de nuevo la economía y a la vez hacerlo reduciendo emisiones. ¿Es posible? Claro que sí, pero no todo vale. El buen uso de los recursos económicos es fundamental. Evitar otro Plan E de la era de Zapatero que solo sirvió para tapar agujeros y que los políticos se fotografiasen en las inauguraciones de rotondas, es decir, en gastos que eran evidentemente innecesarios.

Recuperación verde

Estamos en economía de guerra y con el transcurso de las semanas el tejido empresarial español es cada vez más débil. Ya se habla de seguir extendiendo los ERTE hasta el próximo verano.

Pero nadie habla de las pymes, del negocio local, del retail que ha desaparecido y que costará volver a reconstruir. Lo que se conoce por las noticias es lo que sucede en las grandes empresas porque, claro, afecta a cientos o miles de trabajadores y se monta más ruido. Hay muchos casos, lo de Nissan, lo de Alcoa, Alu Ibérica, Arcelor, Celsa, Sidenor, etc.

Pasan los meses y no hay mucho plan para ver qué hacer con los 140.000 millones de euros que nos quiere dar Europa. Una cantidad que finalmente será menor, según cuentan varios medios esta semana. Más complicado todavía.

Ante estas circunstancias (que ojalá nunca tuviéramos que haber vivido) España se tiene que sentar para afrontar su mayor reto. Nadie ha conocido algo igual y la verdad no sé si estamos en disposición de hacerlo en condiciones viendo el panorama político actual. Es urgentísimo. Ya no hay tiempo para tonterías y todos los esfuerzos de unos y otros tienen que dedicarse exclusivamente a salir de esta crisis.

Yo no soy quién, pero teniendo en cuenta mis conocimientos sobre el sector energético, creo que es fundamental tener en cuenta una serie de ideas para poder llevar a cabo ese plan de recuperación verde.

Lo primero de todo es destinar el dinero a lo que realmente es importante. Es decir, a crear empleo y riqueza en la economía. Y ¿quién crea empleo en España? Pues fundamentalmente las pymes, pero lo que logra la gran industria con empleo de calidad tanto directa como indirectamente es fundamental para remontar el vuelo.

Fuente: Ramón Roca / El Periódico de la Energía,

Artículo de referencia: https://elperiodicodelaenergia.com/ideas-para-una-recuperacion-verde-en-que-se-deberia-invertir-los-fondos-de-la-ue/,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de