La primera medida inmediata para frenar la rápida acumulación de derechos de emisión consiste en una propuesta oficial de la Comisión para revisar el calendario y aplazar la subasta de 900 millones de derechos de emisión en la tercera fase del RCDE, la cual se pondrá en marcha el próximo año. La Comisión ha aprobado también un informe sobre el estado del mercado europeo del carbono, que propone una serie de posibles medidas estructurales para afrontar el problema del superávit.

Connie Hedegaard, comisaria europea de Acción por el Clima, ha declarado que "la Comisión quiere un mercado de carbono europeo aún más sólido, que sea un revulsivo para los mercados de carbono de otros lugares. Nuestro mercado de carbono está reduciendo las emisiones. Pero debido al exceso de oferta, el régimen de comercio de derechos de emisión no está logrando en suficiente medida cumplir objetivos de eficiencia energética y ecotecnología, lo cual es negativo para la innovación y la competitividad de la UE. Por esta razón, como primera medida inmediata la Comisión propone retrasar la subasta de 900 millones de derechos de emisión durante los próximos tres años. No debemos inundar un mercado que ya adolece de un exceso de oferta. Los gestores del mercado deben tener una visión clara al respecto antes de final de año. Al mismo tiempo, la Comisión presenta una serie de posibles medidas estructurales que pueden proporcionar una solución sostenible para el problema del superávit".

Este superávit de derechos de emisiones se ha generado principalmente debido a que con la crisis económica se han reducido antes de lo previsto las emisiones de gases de efecto invernadero de la industria, lo cual se ha traducido en la reducción de la demanda de derechos por parte de las empresas. Se estima que el superávit continuará durante la tercera fase del régimen, la cual abarca de 2013 a 2020.

Primera medida: Aplazamiento de los volúmenes subastados

Desde el 1 de enero de 2013, cuando comience la tercera fase del RCDE de la UE, la subasta será el principal método para asignar derechos de emisión a las empresas. El pasado julio, la Comisión publicó un proyecto de modificación del Reglamento sobre subastas del RCDE según el cual se aplazaría la subasta de una determinada cantidad de derechos de emisión. Tras un diálogo inicial con los Estados miembros en el contexto del Comité del Cambio Climático de la UE y una consulta pública, la Comisión propone reducir en 900 millones el número de derechos de emisión que saldrán a subasta entre 2013 y 2015 e incrementar en la misma cantidad el volumen subastado al final de la tercera fase.

A través de esta estrategia de aplazamiento, se ofrecerán en las subastas menos derechos de emisión a corto plazo, mientras la demanda sigue muy baja, pero se ofrecerán en mayor medida más tarde, cuando se prevé que la demanda se haya recuperado. En la evaluación de impacto se facilita mayor información sobre los efectos.

Inicio del diálogo sobre las medidas estructurales

El informe sobre el mercado de carbono selecciona y describe seis posibles opciones e invita a todos los interesados a manifestar su opinión. Tanto el Parlamento Europeo como el Consejo instaron a la Comisión a examinar las opciones de acción estructural que podrían adoptarse a la mayor brevedad posible, entre las cuales se encontraba la retirada permanente del volumen de derechos de emisión necesario para erradicar el superávit.

Cualquier propuesta legislativa de medidas estructurales que presente la Comisión a la luz del debate público quedará sujeta a consulta pública y a una evaluación completa de los impactos.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de