La mayoría de la investigación se ha centrado en la cantidad de calentamiento global resultante de las mayores concentraciones de gases de efecto invernadero, pero pocos estudios se han centrado en el ritmo del cambio siguiendo estos incrementos.

Este nuevo estudio es el resultado de una colaboración inusual de un científico del clima del Instituto Carnegie, en Washington, Estados Unidos, Ken Caldeira, que contribuyó al Panel Intergubernamental recientemente publicado sobre Cambio Climático, y Nathan Myhrvold, el fundador y director ejecutivo de una empresa de tecnología, Intellectual Ventures LLC, en Estados Unidos.

La investigación recoge los resultados de la mayoría de los modelos climáticos más importantes del mundo. Caldeira y Myhrvold analizaron más de 50 simulaciones del clima, que se realizaron con 20 modelos climáticos diferentes para la fase 5 del Proyecto de intercomparación de modelos climáticos (CMIP5).

Estos expertos encontraon un grado bastante alto de consenso sobre el carácter general de la velocidad del cambio climático. En respuesta a un aumento inmediato de las emisiones de gases de efecto invernadero, el cambio climático es rápido en la puerta de salida, pero luego se ralentiza y tarda mucho tiempo hasta llegar a la línea de meta.

Sin embargo, hay desacuerdo cuantitativo sustancial entre los modelos climáticos. Por ejemplo, uno alcanza el 38 por ciento del calentamiento máximo en la primera década después de un incremento gradual de la concentración de CO2 mientras que otro modelo llega al 61 por ciento del calentamiento máximo en este periodo de tiempo.

Del mismo modo, un modelo está sólo en el 60 por ciento del máximo calentamiento en el primer siglo después del aumento, mientras que otro alcanza el 86 por ciento del máximo calentamiento durante este intervalo, según han detectado los autores de este estudio.

También hay incertidumbre sustancial en la cantidad máxima de calentamiento que podría resultar de un aumento en el contenido de CO2 en la atmósfera. El modelo más sensible predice más de dos veces el calentamiento que calcula la medición menos sensible.

La incertidumbre en la cantidad de calentamiento se combina con la incertidumbre en el ritmo de calentamiento. Desde una duplicación instantánea de contenido atmosférico de CO2 desde el nivel de base preindustrial, algunos modelos proyectan 2 ° C ( 3.6 ° F) de calentamiento global en menos de una década, mientras que otros calculan que tardaría más de un siglo en alcanzarse ese aumento de temperatura.

"Si bien hay una gran incertidumbre tanto en el ritmo del cambio y los montos finales de calentamiento después de un aumento en la concentración de gases de efecto invernadero, dijo Caldeira, hay poca incertidumbre en el panorama básico. Si seguimos aumentando las concentraciones de CO2 en la atmósfera con emisiones de la quema de carbón, petróleo y gas, la Tierra continuará calentándose. Si queremos evitar que la Tierra se vuelva cada vez más caliente, tenemos que dejar de fabricar cosas con chimeneas y tubos de escape que emiten CO2 a la atmósfera".



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de