La nieve llega tarde a Europa este invierno. Tarde y mal. Con un reparto desigual. No nieva a gusto de todos.

Las estaciones de esquí de los Alpes, sobre todo en Suiza, han sufrido hasta ahora una temporada con escasísimas precipitaciones, lo que ha impedido la práctica de este deporte en muchas de ellas. Las estaciones eran un desierto; o pistas fantasmales de caminantes sobre hielo.

Pero, inusitadamente, el fin de semana la nieve irrumpió en Austria; para causar estragos. Balance: han muerto al menos cinco personas en avalanchas, y miles de personas, como el propio canciller federal, Sebastián Kurz, quedaron atrapadas en los lugares donde pasaban sus vacaciones de invierno.

Mientras tanto, la sequía de nieve está siendo especialmente acusada este año en el Pirineo.

“En nuestras estaciones de esquí, por debajo de los 1.700 metros de altura, nos encontramos con que hay poca nieve, o ni rastro de ella”, resumía Bruno Galliker, portavoz de Rémontées Automatiques Suisses, la asociación que representa a las estaciones de esquí de este país alpino, al valorar la situación.

Muchos practicantes de este deporte vivieron la frustración de no poder esquiar en sus vacaciones de Navidad.

Escasez de nieve

La escasez de nieve es un fenómeno cada vez más evidente en Suiza. El asunto causa especial preocupación, sobre todo en el sector turístico. La nieve ha ido desapareciendo las últimas décadas incluso en las cimas de los Alpes, lo que ha sido relacionado con el cambio climático, según un estudio presentado el pasado mes de septiembre por expertos de la Universidad de Ginebra (Suiza).

El estudio, basado en observaciones de satélite llevadas a cabo durante 22 años (1995-2017), pone cifras a este retroceso.

Mientras en la primera década del período analizado (1995-2005), el 36% de la superficie de Suiza se encontraba sin nieve (o con menos del 20% de probabilidades de tenerla a lo largo del año), en el período 2005-2017 la superficie libre de nieve fue del 44% del total del país.

Suiza ha perdido en solo dos décadas unos 5.200 km2de superficie cubierta de nieve, en ellas se puede afirmar que ya nieva muy raramente.

La pérdida de superficie libre de manto blanco no se limita a las cotas bajas del país, sino que también es observable en las cimas y montañas más elevadas de los Alpes suizos.

Nieve perpetua

Las zonas llamadas de nieve perpetua, donde la probabilidad de caída de nieve está entre el 80% y el 100%, cubría el 27% en la década 1995-2005. Sin embargo, recientemente solo cubría un 23%, lo que implica una pérdida de 2.100 km2.
Frente a esta tendencia climática, la nieve irrumpió violentamente el fin de semana en Austria (donde las nevadas continuaron ayer). Carreteras cerradas, retrasos en las reapertura de los colegios, localidades aisladas y peligro de aludes conforman el panorama. Tras varios días seguidos de intensas precipitaciones de nieve, el paisaje fue dibujado de blanco.
Importantes acumulaciones de nieve (hasta tres metros fueron medidos en la región de Salzburgo, a 2.317 metros de altitud) y riesgo de avalanchas dejaron impracticables muchas carreteras, lo que obligó a cerrar los colegios en la región de Estiria (sudeste de Alemania).
Cinco personas murieron víctimas de las avalanchas (deportistas, esquiadores, aficionados a la práctica del snowboard) mientras que varias personas, en su mayoría senderistas sobre nieve, están desaparecidos en zonas alpinas. Los operativos de búsqueda debieron suspender el domingo debido al temporal.
No solo sufrió un contratiempo el canciller de Austria (sitiado con su novia en un hotel en el valle de Grossarl), en las zonas de Salbach-Hinterglemm, en la región de Salzburgo, unos 12.000 turistas esperaban la retirada de la nieve para poder emprender su regreso.
Además, unos 2.000 turistas estuvieron bloqueados en localidades del valle de Dölktal, inaccesibles por carreteras. El tráfico en Austria, zonas de Suiza y sur de Alemania estuvo paralizado ayer y se esperaba que cayeran unos 40 centímetros adicionales de nieve.

Pirineo Español

El panorama es muy diferente en el Pirineo español, donde, dos meses después de las primeras nevadas, la presencia de la nieve es menguante a causa de un prolongado anticiclón en Aragón.

El inicio del año presenta uno de los peores balances en cuanto a reservas nivales desde que se dispone de registros sistemáticos (desde hace 17 años). El Pirineo de Aragón acumula 493 hm3de agua equivalentes, con lo que, a fecha 1 de enero, es el séptimo año con menos recursos de nieve, según los datos de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE).

Los refugios de montaña, donde se suelen medir los espesores de nieve en metros, tienen los accesos expeditos. Sólo hay unos 30 cm en zonas muy elevadas, como en la Renclusa (32) o Cap de Llauset (28). No hay suficiente nieve para el esquí de travesía pero es demasiada para los senderistas.

Pirineo catalán

En el Pirineo catalán, en las últimas tres semanas, la nieve ha ido desapareciendo de muchas zonas soleadas, aunque el espesor se ha mantenido bastante en las umbrías elevadas.

En la estación de Cadí Norte, situada en la sombra del Cadí, se miden aún 50 cm de nieve. El Pirineo catalán registró en octubre la nevada más madrugadora de los últimos 10 años. El el 1 de noviembre ya se había acumulado medio metro de nieve en las cotas altas de la vertiente sur del Pirineo y Prepirineo: 65 centímetros en Cadí Nord-Prat d’Agulló (Cerdanya) o 46 cm en Núria (Ripollès).

Pero luego el tiempo ha estado marcado por el anticiclón, con pocos episodios de nieve. Desde el día 16 de diciembre no ha vuelto a nevar.

“Diciembre es climáticamente uno de los meses más secos del año en algunos sectores del Pirineo, de manera que no debería sorprender la ausencia de nevadas. Pero hay que destacar que ya llevamos ocho diciembres seguidos que, salvo en la vertiente norte, nieva poco o muy poco”, señala un informe del Servei Meteorològic de Catalunya.

En general, el déficit de nieve más importante, en comparación con el grosor normal a principios de año, se da en el Val d’Aran y en el extremo norte del Pallars Sobirà, donde se suelen medir los espesores más importantes. En algunos de estos sectores hay que remontarse al 2007 para encontrar una temporada claramente peor a estas alturas del año.

Fuente: La Vanguardia / ANTONIO CERRILLO,

Artículo de referencia: https://www.lavanguardia.com/natural/20190108/454001985808/nieve-temporada-esqui-estaciones-suiza.html,