España es el segundo país del Mediterráneo -solo por detrás de Portugal– con más incendios forestales cada año, con 12.000 siniestros y cerca de 100.000 hectáreas de media calcinadas, un paisaje altamente inflamable que se está convirtiendo “en un polvorín” por la crisis climática.

Así se recoge en el informe “Arde el Mediterráneo”, presentado este jueves en rueda de prensa por la organización ecologista WWF, en donde se analizan los incendios forestales en España, Francia, Grecia, Italia, Turquía y Portugal, país este último que encabeza con diferencia la media anual de incendios de la última década.

“La virulencia del fuego” es cada vez mayor en el Mediterráneo y la situación está propiciando “megaincendios o incendios de sexta generación”, desconocidos hasta ahora por su intensidad, con llamas que se propagan a velocidades “entre tres y nueves veces por encima de las capacidades de extinción”, ha destacado este jueves Lourdes Hernández, autora principal del informe de WWF.

Esta nueva tipología de fuegos “con un comportamiento explosivo”, ha añadido, se convierten en “tormentas de fuego y arrasan a velocidades superiores a 4.000 hectáreas por hora: son casi imposibles de apagar”.

Verano “muy peligroso”

Por su parte, el director de WWF España, Juan Carlos del Olmo, ha advertido de que puede ser “un verano muy peligroso” y ha instado a las administraciones y a la sociedad a estar alerta y poner las medidas oportunas y evitar que se repitan las “crisis incendiarias” vividas ya en España las dos últimas semanas.

Tanto por número de incendios, como por superficie quemada, Portugal encabeza el listado -a mucha distancia de España, en segunda posición- con el 40% de los siniestros en la cuenca mediterránea y el 37% de terreno arrasado, mientras que en última posición se encuentran Turquía y Francia.

En lo que va de año, se han producido en Europa once veces más incendios que han quemado un 40% más de superficie que en 2018, y en España las cifras revelan un 16% más de incendios que han calcinado un 32% más de superficie.

Grandes incendios forestales (GIF)

Los grandes incendios de más de 500 hectáreas o GIF -Grandes Incendios Forestales- en el conjunto de países del listado supusieron en la última década el 0,15% del total de siniestros, pero dejaron “la huella más dramática”, porque en ellos ardió el 35% de la superficie total afectada.

En nuestro país el porcentaje de superficie arrasado por los GIF representó el 37% del terreno calcinado, según los datos.

La inversión destinada a la lucha contra los incendios en el Mediterráneo alcanza los 2.000 millones de euros anuales, de los cuales el 80% se dedica a la extinción, unos 1.500 millones, mientras que a la prevención se destina apenas un 20% (385 millones), advierte el informe.

De acuerdo a las cifras, casi en su totalidad los incendios tienen una componente esencialmente humana; tan solo el 4% responden a causas naturales, por lo que debería trabajarse más en la sensibilización ciudadana para cambiar los hábitos con el fuego en el campo y acabar con la impunidad de los incendiarios, ha explicado Lourdes Hernández.

El Mediterráneo está en “el epicentro del cambio global” y la región es ahora más cálida y seca, según del Olmo, quien ha pedido identificar las zonas de mayor riesgo de incendio, revertir el abandono forestal y rural, fomentar las políticas de fiscalidad verde, aumentar los recursos para la prevención y mejorar la coordinación con las políticas de extinción.

Fuente: EFE VERDE,

Artículo de referencia: https://www.efeverde.com/noticias/incendios-forestales-espana/,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de