La cita, concertada aprovechando la presencia de más de 130 jefes de Estado y de gobierno en Nueva York, recordó la importancia de la Convención sobre la Diversidad Biológica.

Al hablar en la reunión, el Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, afirmó que conservar las especies y los hábitats del planeta es imprescindible para lograr el desarrollo sostenible y los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

"Este año no es sólo el Año Internacional de la Biodiversidad, es la fecha tope que la comunidad internacional se trazó para reducir sustancialmente el ritmo de pérdida de biodiversidad. No alcanzaremos ese objetivo en 2010", subrayó Ban.

El líder de la ONU atribuyó ese incumplimiento a la actividad humana, que provoca la deforestación, los cambios de hábitat, la degradación de las tierras y la alteración del clima. Ban urgió a los líderes mundiales a renovar su compromiso contra la pérdida de la biodiversidad y los instó a cesar de pensar que la protección del medio ambiente es un gasto.

El "Año del Murciélago"

Por otro lado, el Programa de la ONU para el Medio Ambiente (PNUMA) lanzó también ayer el "Año del Murciélago" para concienciar sobre la importancia del único mamífero volador del mundo.

El PNUMA señaló que, los murciélagos -que se alimentan de insectos -, le permiten ahorrar cada año millones de dólares a la industria agrícola, ayudan a conservar los bosques y, en algunos países, son una gran atracción turística.

Durante los próximos 12 meses, se promoverá la conservación, investigación y educación sobre este animal, uno de los mamíferos más incomprendidos y perseguidos del mundo, describió el PNUMA. Además, de su papel relevante en los distintos ecosistemas, los murciélagos de las áreas urbanas pueden consumir casi 14.000 kilos de insectos en una sola noche.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de