El Centro de Interpretación “Somiedo y el oso”, inaugurado el pasado 8 de octubre, es el primero de la Red de casas del Oso previstas en el proyecto. Se trata de centros temáticos relativos a la ecología y problemas de conservación del oso, y a sus relaciones con los humanos, dotándoles de contenidos expositivos y de personal para su funcionamiento.

Este proyecto piloto también contempla el establecimiento de una Red de Rutas del Oso, con itinerarios que se gestionarán desde las Casas del Oso, contando con guías contratados entre los vecinos de la zona, y la creación de una marca “Territorio del Oso”, registrada por la Fundación Oso Pardo, para promocionar y favorecer diferentes productos agroalimentarios artesanales tradicionales y servicios de turismo activo sostenible, originarios de la Cordillera Cantábrica y los Pirineos. La marca pretende, por tanto, identificar de manera rápida productos y servicios de un lugar con osos, y por tanto con un ambiente privilegiado, dotándoles de un valor de calidad.

Este proyecto está cofinanciado por el MARM y el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER), en el marco de la Red Rural Nacional, con un presupuesto de 871.990 euros.

En el acto de inauguración del centro de Somiedo y el oso participaron entre otros Jesús Casas, Director General de Desarrollo Sostenible del Medio Rural (MARM); Óscar Rodríguez, Director General de Recursos Naturales del Principado de Asturias; Belarmino Fernández, alcalde de Somiedo; Francisco Arechaga, Director Territorial del Noroeste de Endesa (que copatrocina este centro), y Guillermo Palomero, presidente de la Fundación Oso Pardo.

Para Jesús Casas, “el proyecto busca poner en valor los territorios, los productos y a las personas que viven en ese territorio. Hablar de conservación de la biodiversidad, gestión de recursos naturales y el desarrollo de los territorios es hablar de la misma cosa. El futuro del medio rural pasa por reconocer que conservación y uso son dos aspectos de una misma realidad”.